Arte en Chile


HOME ::  INDICE DE AUTORES INTERNACIONALES

Velázquez

Diego Rodríguez de Silva y Velázquez (Sevilla 1599- Madrid 1660), pintor español.

En 1611, Velázquez, con tan sólo doce años, ingresa como aprendiz al taller de Francisco Pacheco, un pintor de mediana calidad, que sin embargo, supo apreciar el enorme talento de su discípulo. En 1617, Velázquez se casa con la hija de éste, Juana.

Durante esta etapa juvenil, el pintor se dedica a realizar bodegones, que en ese entonces eran justamente escenas de bodegas o tabernas, con un acentuado claroscuro y una minuciosidad realista, que será el inicio del realismo barroco español.

Particular de Velázquez es la representación de las figuras, porque aunque parezcan humildes, son tratadas con respeto, casi con solemnidad litúrgica.

En 1623 se instala en Madrid, y es nombrado pintor del Rey Felipe IV, debido a su gran calidad como retratista.

Estuvo encargado, entonces, de crear la imagen del monarca y de su familia; a esta labor se dedicó, al igual que con los otros cuadros, aplicando su técnica tan famosa: pinceladas que forman manchas tan bien dispuestas, que a la distancia representan una traducción impecable de las telas, joyas y cuerpos; pero de cerca, éstas formas se disuelven, y vemos sólo pintura. De este modo, queda patente el oficio del artista.

Después de pintar el enigmático Los borrachos, Vélazquez viaja a Italia en 1629, donde toma contacto directo con las novedades estilísticas de aquél país. Vuelve en 1631. Tres años después, pinta la famosa obra La rendición de Breda. Vuelve a Italia, para seguir aprendiendo y concretar algunas misiones diplomáticas. Allí pinta Inocencio X, retrato del Papa de aguda penetración psicológica.

Finalmente regresa a España en 1651, y se dedica a explorar la perspectiva aérea: pinta Las Hilanderas, y el famosísimo Las Meninas (1656), cuadro este que ha despertado numerosos tratados interpretativos y que ha inspirado a otros muchos pintores, debido a que esta obra se instauró como una verdadera "teología de la pintura", ya que reflexiona sobre la misma.

En 1655 Velázquez recibe la orden de trasladarse a la Casa del Tesoro, al lado del palacio real; cuatro años después se le nombra caballero de la Orden de Santiago. Muere un 6 de agosto, a causa de un virus, y es enterrado en la iglesia de San Juan Bautista, en Madrid.