Arte en Chile


HOME ::  TÉRMINOS

Temple

Del latín temperare, mezclar.

Técnica habitual hasta fines de la Edad Media, que consiste en mezclar los pigmentos con emulsiones de cola o de clara de huevo, entre otros posibles componentes.

Los colores se distribuyen sobre un dibujo ya preparado sobre una base de yeso o estuco blanco: no se debe pintar muy húmedo y el pincel debe estar bien escurrido; el color debe ser fluido y existe el riesgo de que el tono inferior sea disuelto si no se pinta sobre él rápida y ligeramente.

Se trabaja desde el tono más oscuro al más claro, de modo que sobre un fondo generalmente verdoso se superponen tonos más claros para terminar con los brillos que otorgan el aspecto de piel a las figuras.

El temple mantiene la pureza de los colores y permite establecer perfectamente los contornos entre un color y otro, lo que a su vez, destaca el dibujo.



EL ABRAZO ANTE LA PUERTA DORADA
Maestro del retablo de la Santa Cruz.
Temple sobre madera