Arte en Chile


HOME ::  INDICE DE AUTORES INTERNACIONALES

Apollinaire

Wilhem Apollinaris de kostrowitzky, llamado Guillaume (Roma 1880- París 1918), escritor y poeta teórico francés, apoyó a todas las vanguardias artísticas, sobre todo al cubismo y fue precursor del surrealismo.

Apollinaire llegó a París en 1898 y de inmediato tomó contacto con los círculos literarios de la ciudad; escribe sus primeros poemas, los cuáles están recopilados en su libro Alcoholes, publicado en 1913 y que recoge toda su producción hasta ese momento.


En 1903 funda con unos amigos la revista "Le festin d`Esope", que dura sólo nueve meses. Dos años después, conoce a Picasso y su grupo de jóvenes pintores; de esta relación de mutuas influencias surge el cubismo. Apollinaire colaboró teorizando sobre los descubrimientos plásticos y escribiendo notas críticas sobre los artistas, formando así textos que luego tendrían mucha influencia en toda Europa.

En 1909 publica una serie de poemas en la revista literaria " Mercure de France", con lo que consolida su fama, al cual sin embargo se ve afectada cuando, sin tener mayores antecedentes, la policía arresta injustamente a Apollinaire acusándole del robo de "La Gioconda", en 1910. Finalmente el cuadro aparece y el poeta queda en libertad, pero bastante deprimido, por lo que sus amigos le invitan a participar en la revista "Les Soirées de París", que funcionará hasta los días iniciales de la I Guerra Mundial. De esas páginas surge el libro "Meditaciones estéticas", que sólo recién en su reedición de 1921 se llama "Los pintores cubistas".

Apollinaire toma la Guerra Mundial como un espectáculo que no lo deprime ni intimida, y que en cambio le inspira un raudal de poemas que luego serán compilados en el libro Caligramas, publicado en 1918. Dos años antes ha publicado la novela El poeta asesino, y en 1917 estrena un "drama superrealista", dando a conocer por primer vez el término que luego derivaría mal traducido en "surrealismo".

Muere de gripe el 9 de noviembre, dos días antes del armisticio que daría fin a la Guerra, dejando una estela de pesar en el ambiente artístico.