Arte en Chile

VOLVER




La antigua Cañada de la Colonia, brazo sur del río Mapocho, sobre todo en las temporadas lluviosas, da paso en el siglo XIX, en los inicios de la República-, a una alameda, cuyo principal impulsor es el prócer de la patria don Bernardo O’Higgins.

Transformada en un eje Poniente Oriente, hoy cruza buena parte del plan de la ciudad y la divide en dos áreas, norte y sur, que le confieren una fisonomía urbana muy característica. En su costado sur se emplaza la única obra de arquitectura que data del siglo XVI, la iglesia y convento de San Francisco, verdadero ícono de la capital, de sobria y austera edificación.

Con el paso del tiempo se alzan muchas construcciones emblemáticas y de méritos artísticos. Sus veredas, jardines y bandejones han servido para el emplazamiento de numerosas esculturas y monumentos conmemorativos.