Arte en Chile

VOLVER

El Combate Naval de Iquique

En 1879 se desarrolló la campaña del mar de la Guerra del Pacífico. Como Chile y Perú estaban separados por los grandes desiertos de Atacama y Pampa del Tamarugal, el que dominara el mar tendría en sus manos la única vía para atacar.

Fue entonces cuando la escuadra chilena bloqueó Iquique, que en ese tiempo era el principal puerto salitrero del Perú. El almirante Juan Williams Rebolledo, jefe de la marina chilena, zarpó hacia el Callao; sin saber que el almirante Miguel Grau, navegaba hacia el sur, con los mismos propósitos de enfrentamiento.

En Iquique, el 21 de mayo de 1879, combatieron los barcos peruanos "Huáscar" e "Independencia", y los chilenos "Esmeralda" y "Covadonga". En la misma rada de Iquique , la "Esmeralda", al mando de Arturo Prat, fue hundida con toda su tripulación.

Un poco más al sur, la "Covadonga", al mando de Carlos Condell, hizo encallar a la "Independencia"; con lo que las fuerzas navales de Perú disminuyeron: sólo tenía el "Huáscar" en condiciones de batirse con los blindados "Cochrane" y "Blanco Encalada". En Punta Angamos (8 de octubre), la escuadra dio alcance al "Huáscar", causando la muerte de Grau y la captura de la nave.

Thomas Somerscales, un pintor de marinas y hazañas navales

Fue el gran acontecimiento bélico de la Guerra del Pacífico, el que permitió que el inglés Thomas Somerscales se consagrara como el pintor por excelencia de las glorias navales de Chile.

Mientras ninguno de los artistas chilenos de renombre de aquellos años -Caro, Lira, Jarpa, Orrego Luco, o Valenzuela Puelma- se preocupó por llevar estos sucesos a la tela, Somerscales, conocedor del poderío que significaba para la nación el triunfo naval, cogió sus pinceles y se puso a pintar.

Sus obras, especialmente el "Combate de Iquique", tienen un cierto carácter épico, porque el artista no se contentó con narrar minuciosamente la verdad histórica, sino que les infundió un aliento romántico.