Arte en Chile

HOME ::ENTREVISTAS

"Hay que tener una mente abstracta para entender mi obra"

De la figuración a la abstracción

¿La geometría abstracta se aleja de las leyes de la naturaleza?

No se aleja, sino por el contrario aprovecha la naturaleza, aprovecha nuevas posibilidades que nos da lo que nos rodea.

Recuerda que llegó un momento en que estaba fascinada porque todo le salía de la nada; pero justo cuando ya creía que se lo estaba inventando todo sola, tuvo que ir de noche al aeropuerto. Cuenta que de repente se oscureció todo y se iluminaron las luces azules y rojas, y fue entonces cuando se dijo "Dios mío, si esto no es cuento mío, me lo están dando, está aquí, lo conozco".

 

Haz click aquí si quieres ver el video con la mejor cita de esta parte de la entrevista.

¿Por qué abandonaste la figuración para investigar en la abstracción geométrica?

Se fue dando con el tiempo, jamás me lo imaginé. Yo estudié en Bellas Artes igual que todos los alumnos y ahí se hacen desnudos, naturaleza, todo lo que se representa, pero a medida que avanzaba me fui geometrizando más porque encontraba que era débil mi dibujo. Hasta que llegó un momento que el natural despareció en la geometría. En ese momento me sentí feliz de haber salido de la realidad, de la que no sabía cómo salirme.

Mi primer cuadro abstracto fue rojo, de color puro, con unas especies de sillas en movimiento. Tenían el asiento y el respaldo de colores, las moví en el espacio, y me di cuenta de que ya era una realidad abstracta, que no era la realidad física de la silla, porque volaba en el espacio … se producía entonces una dinámica. Pero para no salirme tan drásticamente a otro cuerpos, les puse unos palitos a las sillas para materializarlos.

Después hice otro cuadro absolutamente abstracto, pero tuve un problema atmosférico que se lo daba el color ahí comenzó otra búsqueda.

En todo caso, cuando llegó a Europa ya sabía algo del movimiento geométrico, y ahí fue entendiendo lo que significaba una dinámica de la geometría.

¿Qué es más importante en tu trabajo, la matemática, la línea, el plano o el color?

Todo es importante, claro que hay motivos que obligan a que por ejemplo sea más importante el plano, o el color.

¿Y qué es lo más importante en el proceso de trabajo, la intuición, el pensamiento o el sentimiento?

Todo va de la mano. La intuición es la primera etapa porque uno piensa que podría ser posible, después viene el pensamiento que ordena la intuición, da la forma. El sentimiento es con lo que tiene que terminar la obra, porque eres capaz de penetrar en lo que estás haciendo o te quedas afuera con una especie de dibujo de diseño detenido.

¿Por qué algunos de sus proyectos son pensados para espacios públicos?

Porque el diseño cinético tiene posibilidades múltiples.

Pintora por vocación | De la figuración a la abstracción | Una relación mental con la naturaleza