Arte en Chile

HOME ::ENTREVISTAS

Con el desarrollo interior tú puedes ser dueño de ti mismo

Un artista por vocación


Desde que era muy pequeño, a Hugo Marín le llamó la atención el arte. Y sobre todo le impresionaban las procesiones. "Para mí era el arte supremo … un globo de yeso que parecía globo terráqueo, la virgen, nubes, y la muchedumbre cantando con flores a María". Además, recuerda que su padre le compraba incienso, y él con un estandarte como de procesión, una copia de la virgen de Rafael y unos encajes, jugaba a hacer misa. "Me gustaba el ritual, me impresionaba", afirma el artista.

Él comenta que toda su vida se ha dedicado a hacer arte, y aunque en un minuto de su vida comenzó a estudiar Derecho, se retiró e hizo su primera exposición de esmalte sobre metal, técnica que aprendió con José Perotti.

¿Por qué quiso trabajar con esta técnica?

Aunque el esmalte sobre metal está orientado hacia algo más decorativo, yo lo hice más pictórico; claro que con la diferencia de que la pintura se trabaja directamente, en cambio el esmalte pasa primero por el fuego.

Me interesaron los materiales, y esto de poner esmalte -que es cristal vitrificado- en unas casillas de cobre que se grababan con ácidos.

Un artista por vocación l El arte: pura vibración y energía l La inspiración está dentro de uno mismo l La falta de cultura visual