Arte en Chile

HOME ::ENTREVISTAS

Ximena Cristi: "Mi talento innato es la sensibilidad del color"

Sobre el proceso de trabajo

¿En su trabajo qué viene primero, la intuición o la razón?

Primero es la cabeza, porque hay que elegir algo que pueda componerse, una realidad objetiva que se va a trasladar a un cánon de composición. Entonces esto es enteramente en la cabeza, mental, es decir, tu planificas eso, haces varios bocetos, entonces sobre esta base de composición tú ya vas a la segura. Si no partes de un buen esquema, un buen dibujo, la pintura va a fracasar. Pero ese dibujo nace de la observación de un objeto, de una cosa real, transformada después a un esquema estético, a una composición.


¿Cuál es su fuente de inspiración o qué es lo que motiva su obra?

La fuente de inspiración es la naturaleza, es decir, siempre es muy objetivo. Para mí, si tengo una naturaleza muerta, una silla, un objeto o un árbol, es bien objetivo, bien real, parto de ahí.

Ahora, toda esa visión hay que meterla en ciertas reglas clásicas, ciertos valores clásicos transformados por el tiempo, es decir, con una visión más personal; pero nunca he fantaseado, nunca he podido imaginar algo y hacerlo, sino siempre viene de la realidad, de lo objetivo a lo subjetivo.

Una vez que ese objeto está en ti, se desencadenan una serie de vivencias y tú ya no sabes cómo pintas y eres feliz haciéndolo. Te desprendes del modelo … ya el modelo no te produce ninguna tiranía, no hay esfuerzo por hacerlo igual, sino que es un mero punto de apoyo para algo que tampoco sabes cómo va a terminar … Puedes saber cómo comienza un cuadro, piensas, lo planeas, haces ciertos bocetos, ciertos estudios, pero el resultado final es imprevisto, eso llega, es la resultante de muchos favores subjetivos, objetivos, reminiscencias o simplemente que se desencadena por ejemplo tu talento del color, que creo que es lo único que tengo, lo otro es todo prestado, adquirido, pero el color es innato, llega a un resultado que es esa cosa innata, que es la sensibilidad del color.

¿Por qué escogió la pintura como medio de expresión artística?

Pudo haber sido tal vez una cosa casual. A mí me gustaba dibujar como a todos los niños, y llegó un momento en que tenía que decidir y se me dio en forma un poco casual.

Jorge Caballero, un primo pintor mío y profesor de Bellas Artes, mirando mis dibujos me estimuló a a entrar al Bellas Artes; pero igual hubiese sido muy feliz entrando al Pedagógico a estudiar literatura, porque me gusta tanto la literatura como la pintura … A veces en la vida se te dan las cosas un poco por destino, y un poco por casualidad, por circunstancias.

¿Qué importancia tuvieron sus maestros en su trabajo artístico?

Cuando entré al Bellas Artes, en los años cuarenta, la pintura estaba en una franca apretura, casi era revolucionario frente a su generación anterior; pero dentro de estos maestros estaba Pablo Burchard, que sin ser yo discípula de él, en ese momento histórico él estaba abriendo un camino nuevo, es decir, tomando el impresionismo francés y dándole un sabor local.

Pablo Burchard tiene raíces impresionistas, pero es chileno , y eso es muy importante, porque uno puede tomar las raíces y localizarlas dentro del mundo que les toca vivir.

Toda la generación de Jorge Caballero trajo de Europa muchísimas influencias, pero uno aquí las cogía como inéditas, no se pensaba que esto era Europa, sino que simplemente era conectarse con un pasado chileno, chileno porque Valenzuela Puelma, Lira, eran los antecesores y a ellos uno los respetaba. Cosa que los jóvenes no hacen, no se conectan con sus raíces, ellos siempre tratan de innovar, de ser nuevos, pero para ser nuevos no hay que olvidarse de su pasado

Sobre el arte y su vocación l Sobre el proceso de trabajo l Arte y sociedad l Explicación de su obra