Arte en Chile


HOME ::ENTREVISTAS

Bob Borowicz, cuando una imagen habla más que mil palabras

Algunos trabajos …

Foto de Pablo Neruda
Fue en una reunión no muy placentera para él. Esta la foto la tomé en su casa en Isla Negra, pero a la vez le tuve que contar cuándo nos encontramos por primera vez , en 1946, después de la guerra en Polonia, en uno de los famosos -infames dicen otros- congresos por la Paz.

El pueblo se moría de hambre, pero los comensales allá que venían de todas la partes del mundo a este Congreso por la Paz comían las exquisiteces más grandes. Me acuerdo cuando yo miraba las mesas llenas de exquisiteces, entre ellos estaba también Picasso, don Pablo, sin pensar que 40 años después yo iba a hablarle personalmente en su casa en Isla Negra y le recordé esos momentos. Puso una cara no muy católica, porque seguramente este recuerdo pesaba en su conciencia. Es una foto que tomé en aquel entonces.
Fotografía de desnudo.
Tuve una época que tomaba mucha fotografía de desnudo, con distintas técnicas, hay algunas aquí. Siempre tomo pedazos del cuerpo,¿Por qué? Porque la totalidad es demasiado rica en formas, líneas … yo prefiero simplificar todo esto.
Foto de monjas
Aquí hay un momento fugaz verdadero, unas monjitas que fueron al aeropuerto para decir adiós a una de ellas que se iba a Roma, y la más joven, que se interesaba más por la vida, cuando yo hice un sonido se dio vuelta y apreté el botón.
Foto de momia
Esta es mi clienta más antigua , debe tener como mil cien años, la encontré en el desierto nortino, cerca de Calama, todavía tenía su pelo.
También momento fugaz, uno de los muchos.
   
Una simpática abuelita en la Plaza de Armas.
Otra simpática amiga en la playa
Ésta es precisamente la fotografía que me ha hecho famoso. El Premio Mundial de Fotografía del Museo de Arte Contemporáneo de Baltimore, medalla de oro, con eso me hice conocido en Chile.
Esto sería una muestra del uso de la luz del día, no me gusta la luz artificial, nunca tomo fotografías con luz artificial, exclusivamente luz del día, y de todas la luces del día la que más me gusta es la que se llama sombra abierta, que es una luz no directa, sol con nubes o a la sombra.
Tuve una época al comienzo de mi carrera en Chile en que tomaba fotografías formales, de las niñas que necesitaban una fotografía para que saliera en El Mercurio por decir así, uno de estos retratos típicos de aquella época.
Éste es el retrato de un matrimonio, por supuesto no es muy formal, a los padres no les gustaba nada, pero a los novios sí.
Otra belleza chilena, anglochilena.
De mis viajes por Chile tomé muchas fotografías en color, aquí hay una con un guanaquito jovencito y las Torres del Paine.
1951 cuando Bob Borowicz llegó a Chile tomó este autorretrato con el Lago Todos Los Santos en el fondo.
Este cliente vive debajo del puente en el Mapocho. En unos de mis paseos me encontré con él, le encontré una cara sumamente interesante, de una belleza indescriptible, era un niño muy, muy simpático,me posó, ahí está la fotografía … la belleza de la pobreza.

 

Fotógrafo desde pequeño l El objeto de la fotografía l La obra de Bob Borowicz l Algunos trabajos …