Arte en Chile

HOME ::ENTREVISTAS

Federico Assler: "La escultura al exterior va al encuentro del hombre"

Su trayectoria: De pintor a escultor

Usted primero fue pintor, ¿por qué decidió dedicarse a la escultura?

Yo pinté alrededor de 12 años y llegó un momento en que quise envolver a una persona dentro de mi pintura, quise hacer un cuadro más largo, envolvente, que una persona entrara en él. Entonces me di cuenta de que en el fondo era otra cosa lo que yo estaba buscando, y comencé a hacer una serie de relieves, y de los relieves pasé a las esculturas blancas de madera, y en ese momento empecé a experimentar y a darme cuenta de que había un material que me permitía tener una pieza en el exterior: el hormigón.

 

Además, este material permite que la obra permanezca en el tiempo. Yo he hecho varias piezas en lugares públicos, y pienso que pueden durar unos cien años … esa permanencia en un determinado lugar me interesa mucho.

¿Es cierto que a veces se siente más "constructor" de sus obras?

Claro, lo que pasa es que yo hago casi todo con ayuda de maestros, de máquinas para hacer el hormigón, y en el caso de las piezas grandes, de camiones que traen el hormigón, y de bombas que lo impulsan. Pero en el fondo, yo sé como se construye la obra; por eso me siento a veces más "constructor".

Yo construyo la pieza, sé como se hace en su totalidad, y aunque no hago todas las partes, estoy muy sumergido y metido en todos los detalles. Entonces he descubierto una manera propia de hacer.

¿Y cómo evalúa lo que se está haciendo en escultura en nuestro país?

Yo creo que hay un gran movimiento escultórico. En estos últimos 20 años mucha gente joven se ha dedicado a trabajar con fuerza; sin embargo, creo que debería ser más lento porque la escultura necesita más tiempo para que aflore lo propio. Siempre he pensado que un pintor puede ser más joven que un escultor, o sea la obra pictórica puede emerger antes que la escultura, y creo que la última obra que emerge es la obra de los arquitectos, porque ellos requieren más experiencia y tiempo para hacer su obra.

El poeta es el primero que puede dar una cosa propia, porque prácticamente sólo necesita un lápiz y una hoja de papel; el pintor ya necesita un soporte, sea una tela, un cartón, una madera, o lo que sea; y el escultor necesita más, no tiene nada, no tiene soporte, tiene un vacío que hay que ordenar … la tierra … por lo tanto, hay más elementos que influyen para que pueda culminar una obra .

El proceso de trabajo: Entre hormigones y plumavit | Su trayectoria: De pintor a escultor | Los motivos de inspiración: El hombre y las columnas | La ubicación de sus obras: Lo mejor es el exterior