Portaldearte - Calendario Colección - 1998 - Fascículo

CALENDARIO COLECCIÓN PHILIPS 1998
HISTORIA DEL MUSEO NACIONAL DE BELLAS ARTES

 


EDIFICIO DEL CONGRESO NACIONAL
(Se inició la construcción en 1857)
Primer espacio que ocupó el Museo de Bellas Artes, entre los años 1880-1887.

PEDRO LIRA (1845-1912)
Pedro Lira Rencoret nació en Santiago el 17 de mayo de 1845 y murió el 20 de abril de 1912 en la misma ciudad. Abogado y pintor.

Realizó sus estudios de Humanidades en el Instituto Nacional y los superiores en la Universidad que, por imposición paterna, fueron en Derecho. A partir del año 1861, participa en la vida intelectual y artística chilena mediante artículos en la prensa y exposición de sus primeras obras realizadas bajo la dirección de Cicarelli en la Academia de Pintura.

En 1867, obtiene su título de abogado, pero no ejerció la profesión dedicándose por completo al arte. Gran admirador de la vida artística de la Academia y líder del grupo de jóvenes que allí estudiaba.
Organiza con sus compañeros salidas a pintar a los alrededores de Santiago bajo la dirección de Antonio Smith. Busca un profesor de anatomía para que les enseñe el cuerpo humano. Traduce la “Filosofía del Arte” de Hipólito Taine y “Las Vidas de Pintores, Escultores y Arquitectos” de Giorgio Vassari. Simultáneamente, escribe poesía en el “Correo Literario” y sobre crítica y teoría del arte en periódicos y revistas especializados.

En 1873 viaja a Europa con su cuñado Alberto Orrego Luco. Su estadía se prolonga por diez años. En París se vincula a maestros académicos como Elie Delaunay y Paul Delaroche, de quienes aprende los secretos de la técnica y el manejo de las grandes composiciones históricas.

En 1884 regresa Chile e inicia el período más fecundo de su carrera como pinto, crítico y maestro. Ese mismo año funda con otros compañeros y algunos aficionados a Unión Artística, con la finalidad de realizar exposiciones anuales de arte, separadas de la industria, como se hacían hasta ese entonces organizadas por la Sociedad Nacional de Agricultura. Él era contrario de mezclar el arte con la industria, para ello luchó por reunir fondos para construir un edificio exclusivamente para salones de pintura. Se construyó entonces el edificio de estilo dórico griego llamado El Partenón de la Quinta Normal de Agricultura, que fue costeado en parte con la fortuna del propio Lira, inaugurándose el 21 de noviembre de 1885 por el Presidente Federico Santa María con una gran exposición. Corta vida tuvo la Unión Artística porque el Gobierno compró El Partenón para trasladas, en 1887, el museo que funcionaba en el Congreso Nacional.

En 1887, al crearse la Comisión Permanente de Bellas Artes, Pedro Lira es nombrado miembro, cargo que desempeñó hasta 1903.

En 1892, Pedro Lira es nombrado Director de la Academia de Bellas Artes. En el mismo año también publica el “Diccionario Biográfico de Pintores”. Obra que marca la culminación de su labor teórica.

   

Domingo Amunátegui, Virginio Arias, José Ortega, Enrique Lynch y Alberto Mackenna, elaboró las bases para presentarlas al Ministerio de Industria y Obras Públicas, el que convocó a concurso el 13 de octubre de 1902. Dicho Ministerio designó, a su vez, como evaluadores de los proyectos a Rafael Errázuriz, Agustín Matte, Juan Luis Sanfuentes y Ramón Subercaseaux.

El terreno primitivo que se selecciono fue la actual plaza Vicuña Mackenna, junto al cerro Santa Lucía, pero la Municipalidad de Santiago se opuso porque quería destinarlo para construir una plaza como efectivamente ocurrió.

En la búsqueda de otro espacio, se pensó en la compra del Palacio Urmeneta, pero el proyecto de ley que se elaboró para su adquisición fue rechazado por el Congreso Nacional. Por fin en 1904, el Intendente Enrique Cousiño con la colaboración de Alberto Mackenna consiguieron los terrenos baldíos que quedaron después de la canalización del río Mapocho, en su ribera sur, con una superficie de 24.000 metros cuadrados.

La historia del lugar elegido está íntimamente vinculada a los trabajos de canalización del río. Para evitar sus continuas inundaciones, se habían construido tajamares definitivos en 1792, durante el Gobierno de Ambrosio O’Higgins. Un siglo después vino la canalización, y el relleno definitivo en 1892. Gracias a estos trabajos se pudo rescatar una superficie aproximada de 206.000 metros cuadrados de terreno que dieron origen al Parque Forestal, obra del arquitecto paisajista Jorge Enrique Dubois, quien se había titulado en la Escuela de Jardinería de Versalles.

La Comisión Evaluadora del concurso, después de examinar y analizar los proyectos recibidos, aprobó el 4 de mayo de 1905, el del arquitecto chileno Emilio Jecquier, con un presupuesto de $ 495.310 (pesos de la época y una remuneración mensual de $ 600 para el arquitecto. La cifra para la construcción quedó corta, ya que el presupuesto final se quintuplicó: 2.100.000 pesos.


VIRGINIO ARIAS 1855 - 1941
DAFNIS Y CLOE, 1885. ESCULTURA LABRADO EN MÁRMOL 160x68x72 CMS.


PEDRO LIRA 1845 - 1912
PAISAJE, 1871 PINTURA ÓLEO SOBRE TELA - 42x32 CMS.

 

 
4
pág.anterior
pág.siguiente