Portaldearte - Calendario Colección - 1998 - Fascículo

CALENDARIO COLECCIÓN PHILIPS 1998
HISTORIA DEL MUSEO NACIONAL DE BELLAS ARTES

desarrollo de las Bellas Artes. Más adelante, en 1885, Pedro Lira la transformó en la Unión Artística y se construyó un edificio, el Partenón en la Quinta Normal, para realizar exposiciones anuales. (Ibid).

Otro acontecimiento importante fue la primera exposición oficial organizada por Benjamín Vicuña Mackenna en 1872, en el edificio del Mercado Central, con el título “Artes e Industrias”, coincidiendo con la inauguración del recinto. Aparecen exponiendo los primeros alumnos de la Academia de Pintura, como Antonio Smith, Manuel Antonio Caro, Cosme San Martín, Onofre Jarpa, entre otros. La exposición se mantuvo abierta durante 25 días y fue visitada por un número aproximado a las 25.000 personas. Otra exposición destacada se realizó en 1875, en el actual edificio del Museo de Historia Natural en la Quinta Normal, también con artistas de la Academia

El Museo funcionó durante siete años en el Congreso Nacional, pero las autoridades se dieron cuenta que era difícil compatibilizar las actividades legislativas propias del Parlamento con el espacio destinado a la exhibición de obras de arte. Por esta razón, el gobierno adquirió en 1887 el edificio que había construido la Unión Artística, obra arquitectónica que al decir de Fermín Vivaceta era “una hermosa miniatura del Partenón Griego, que cierra artísticamente el paisaje de la Quinta Normal por su costado norte”. El Museo Nacional de Pinturas se trasladó al Partenón y pasó a denominarse Museo de Bellas Artes, nombrándose una comisión directiva que estuvo a su cargo durante diez años. Elaboró un reglamento para el museo y otro para los concursos. (Aribit R. Y Chávez M. El Museo y la Escuela de Bellas Artes. Seminario de título, Fac. Arquitectura y Urbanismo U. De Chile. Santiago 1956).

Del reglamento de concurso nació el Salón Oficial en el cual podían participar artistas nacionales y extranjeros, siempre que estos últimos hubiesen realizado sus obras en Chile. Este salón se inauguraba el 15 de noviembre de cada año.

Lamentablemente, se abría al público sólo para estas exposiciones anuales durante la primavera. Así, permaneció olvidado durante diez años hasta 1897, año en que el gobierno nombró al artista pintor Enrique Lynch, director del establecimiento, quien lo reactivó abriéndolo diariamente después del mediodía.

En sus cuentas anuales, Enrique Lynch se queja amargamente de las enormes dificultades que había tenido para desempeñar su labor. En su memoria de 1904 señala: “He hecho todo que es posible hacer dadas las condiciones deplorables en que me he encontrado. Nombrado director de un establecimiento no establecido. Nombrado contra la voluntad de personas influyentes- se refiere a la Comisión Directiva- sin recursos, sin dinero, sin empleados”.

En su memoria de 1907, enfatiza la necesidad de “apresurar los trabajos de construcción de un edificio para el Museo y la Escuela de Bellas Artes, en vista de la estrechez del actual local que hace necesario trasladar a otro lugar valiosas obras cuando se abre el salón anual, con el riego de su deterioro”. Y agrega “que en el nuevo edificio podrá exhibirse el Museo de Copias que está guardado, sin que preste servio alguno para la educación artística”.

II. EL ACTUAL MUSEO

A medida que fue pasando el tiempo las colecciones aumentaron y como el Partenón no era una construcción de grandes dimensiones, se fue haciendo estrecho. El problema se complicó aún más cuando se adquirió, en 1901, una colección de copias de obras universales en la que tuvo activa participación Alberto Mackenna, cuya preocupación era disponer de un nuevo lugar para su exhibición.

Con esta nueva colección se ampliaba la cantidad de copias que se había adquirido inicialmente para la Academia de Pintura: estatuas, bustos, troncos, extremidades, ornamentación, modelos de animales que utilizaban los alumnos para “copiar concienzudamente esos modelos y quedar aptos para proseguir su aprendizaje con modelos vivos”. (Memoria histórica de la Escuela de Bellas Artes, Imprenta Cervantes, Stgo. 1910. Pág. 50)

Preocupaba también el edificio en que estudiaban los alumnos de la Escuela de Bellas Artes, denominación que reemplazaba a la antigua Academia de Pintura, a la que se habían incorporado las secciones de Arquitectura y Esculturo. Su ubicación en un barrio alejado, en calle Maturana 750, lo vetusto de su construcción y la incomodidad de sus espacios hacían necesario pensar en un nuevo recinto.

Fue así como el 30 de Abril de 1902, el Ministro de Instrucción Pública nombró una Comisión para estudiar las bases de un concurso para construir un nuevo Museo y una Escuela de Bellas ..Artes, ...conjuntamente. ..Esta ...comisión, ..integrada ..por

 

JOSE MIGUEL BLANCO (1839-1897)
José Miguel Blanco Gavilán nació en Santiago el 16 de diciembre de 1839 y murió el 4 de Febrero de 1897. Escultor y periodista. Cronológicamente es el primer escultor chileno. Desde niño demostró su afición por el arte. Inició sus estudios en una clase nocturna que dictaba Juan Bianchi en el Instituto Nacional. Después entró como aprendiz en un taller destinado a elaborar santos de madera. En 1858, se inaugura la Escuela de Escultura a la que ingresa, trabajando bajo la severa dirección de Auguste Francois. Fue alumno distinguido, obteniendo varias recompensas: en 1858 un Segundo Premio, en 1860 y 1862 Medalla de Plata, asignándole el Gobierno una pensión de 10 pesos anuales.

En 1867, después de enormes esfuerzos, fue pensionado por el Gobierno a Europa a fin de especializarse en el grabado de medallas. Viaja a París junto a su profesor Auguste Francois, quien regresaba definitivamente a su patria. Allí se incorporó al Taller de Grabación de Medallas que dirigía el escultor M. Farochon. En 1868, tras llevar una vida de privaciones y de mucho trabajo, logra ingresar a la Escuela de Bellas Artes, recibiendo las enseñanzas del escultor Dumont. En 1870, la guerra franco-prusiana lo obligó a abandonar París, y viaja a Bélgica, Inglaterra e Italia, estudiando las obras de los maestros. De regreso a París, ingresa nuevamente a la Escuela de Bellas Artes. En breve tiempo logra colocar muy alto el nombre de Chile, participando con sus obras de estilo neoclásico en las exposiciones anuales, en las que obtiene varias recompensas, entre ellas, una medalla de primera clase en 1869 y 1871,y una medalla de segunda clase ese último año.

En el mes de noviembre de 1875, Blanco regresó a Chile después de una ausencia de nueve años, trayendo obras, libros de arte, reproducciones en yeso y fotografías de obras extranjeras, con las cuales adornó su taller.

En 1877, encontrándose sin trabajo, comenzó a colaborar en los periódicos de Santiago.
En 1879, se publica en la “Revista Chilena”, un artículo de Blanco titulado “Proyecto de un Museo de Bellas Artes”, en que propone a las autoridades de gobierno y benefactores de las artes cómo se podría crear dicho museo. El Gobierno le cobró la palabra, incorporándolo en la Comisión que creó para tal fin.

En el año 1980, pidió también por medio de un artículo publicado en la Revista “Anales de la Universidad”, la incorporación de la enseñanza del dibujo en las escuelas públicas y particulares.
En 1885, fundó el periódico artístico “El San Lunes” y en el mismo año fundó el primer periódico sobre Arte y Literatura aparecido en Chile “ El Taller Ilustrado”, que él ilustraba y redactaba.
Obtuvo en los Salones Nacionales las siguientes recompensas: en 1877, primera y segunda medalla; en 1884, segunda medalla y tres primeras medallas. Realizó varios bustos de militares chilenos y personajes ilustres. Entre sus obras más destacadas se encuentra “Galvarino”. “ El Tambor en Descanso”, con el que obtuvo Medalla de Oro en el Salón de 1884, adquirida por la Comisión de Bellas Artes para el Museo junto a la obra “El Padre Las Casas”.

En 1887, participó en la fundación del Certamen Edwards; su intervención fue fundamental para que los escultores no quedaran excluidos para siempre de los beneficios de ese Certamen, que se había proyectado sólo para pintores. (En: “Hoy hace 49 años que fue inaugurado el Museo Nacional de Bellas Artes”, por Arturo Blanco A.)

 

 
3
pág.anterior
pág.siguiente