Portaldearte - Calendario Colección - 1998 - Fascículo

CALENDARIO COLECCIÓN PHILIPS 1998
HISTORIA DEL MUSEO NACIONAL DE BELLAS ARTES

“Tan pronto supo el Rey Minos de la muerte del Minotauro, de la liberación de Teseo y de traición de su arquitecto de confianza, mandó a encerrar de inmediato a Dédalo y su hijo. Una vez en su interior comprobaron que las posibilidades de salir del lugar eran demasiado remotas. Por lo tanto, el primer paso consistió en coleccionar plumas de aves, separándolas según tamaños. Las ataron con hilos de lino, colocando cera debajo de ellas para que quedaran adheridas a sus brazos. Los hombres no tienen alas, pero nosotros las construiremos y entonces podremos volar”

“Dos enormes pares de alas se elevaron por sobre la isla El mar estaba tempestuoso por lo que Dédalo recomendó a su hijo no ir demasiado cerca de las aguas, ni tampoco ir demasiado alto para evitar que la cera de sus alas se derritiera con el sol. Sin embargo, el placer y la sensación de libertad fueron tales que Icaro no escuchó a su padre. Sin gran esfuerzo, pronto alcanzó mucha altura hasta que llegó un momento en que los rayos del sol comenzaron a deshacer las alas y no pudo controlar la violenta caía de su cuerpo contra el mar.

En la escultura de bronce instalada frente al Museo de Bellas Artes, vemos el momento del encuentro del Padre con su agónico Hijo tendido sobre las rocas. En el estilo personal de Rebeca Matte se descubre una temática tremendamente metafórica y clásica, junto a cuerpos que se humanizan en los accidentes de una anatomía que no se detiene en la imitación mecánica de los detalles, que más bien busca el lado sugerente y sensible de los cuerpos junto a efecto vibrante de la luz sobre el metal.

En la escultura “Icaro y Dédalo” o “A la Aviación”, como se tituló originalmente, se aprecia la severidad de un Padre que observa desde la “altura y perspectiva” de sus años a su hijo caído y agónico contra las rocas. En su rostro permanece aún el disgusto ante la desobediencia del joven, sus alas están intactas; en cambio, Icaro muestra su ala izquierda quebrada, signo irremediable de su muerte. El padre desde la altura, “del cielo”, ve a su hijo como si fuera un horizonte extendido; su contenido dolor se expresa a través de su mano derecha aferrada poderosamente al brazo de Icaro, como si realizara el último intento por rescatarlo de la muerte.

El brazo derecho de Icaro, ya se ha rendido sobre el ala adosada a la piedra, su mano entreabierta, sus dedos gastados y teñidos de amarillo son el único “puente” al que podemos acceder desde nuestra altura de transeúntes. Los brazos y piernas nos indican el recorrido de nuestra dinámica mirada, desde el brazo de uno alcanzamos el otro, y hacia arriba el consternado rostro del padre. Desde sus ojos y frente contraía regresamos cíclicamente al cuerpo de Icaro, como si estuviéramos forzados a repetir diariamente su caída.



PLAZOLETA DE ACCESO

 

Las exhibiciones actualizaban al público e interesaban a los artistas, académicos y estudiantes por visitar un museo que terminaba con el aislamiento y el olvido.

Exposiciones como la del Museo de la Solidaridad “Salvador Allende” (1992), la del artista español Antoni Clavé (1992) y del peruano Fernando de Zyzslo (1992) demostraron su capacidad de convocatoria.

Para desarrollar toda esta labor fue fundamental que se crearan las condiciones presupuestarias para financiar los programas expositivos y la mantención adecuada del edificio. La ley de donaciones culturales aprobada en 1991 facilitó la colaboración del sector privado, cuya ayuda se ha canalizado a través de la Fundación de Bellas Artes creada durante la dirección de Nena Ossa y de la Corporación de Amigos del Museo por iniciativa de Nemesio Antúnez.

MARTA COLVIN 1917 - 1995
VIGÍAS, 1968. ESCULTURA EN MADERA Y POLICROMADA 200x100x80 CMS
Aprovechando la exposición del artista Ferdinand Doler (1991), se produjo un gran movimiento de recursos de privados y del Estado para garantizar que las salas de exhibición del ala norte del segundo piso contaran con las normas internacionales de conservación y seguridad. Este hecho llevó a Antúnez a afirmar que “El Museo quedará ahora en un nivel internacional”.




JULIO LE PARC 1928
SIN TÍTULO, 1984 GRABADO SERIGRAFÍA - 50x35 CMS



 

 


ESPACIOS NUEVOS: Tienda y Biblioteca, vista actual

 

 
20
pág.anterior
pág.siguiente