Arte en Chile


HOME :: ARTISTAS NACIONALES

ALEJANDRA

WOLFF

------------------------------------------------------
Trayectoria

Alejandra Wolff comenzó explorando la figura humana, especialmente autorretratos, en los que desarrolló el problema de la representación del cuerpo, la carne y la piel, sobre todo ésta en el contexto de la enfermedad y la herida; en esos primeros trabajos destaca ya la influencia de los pintores Bacon y Lucian Freud.

Wolff trabaja luego con las diferencias entre imagen y fondo, haciendo que esto último no "soporte" la figura, expulsándola. Esos fondos son imágenes de vacunos, reconocidos cromáticamente como carne, pero que a la vez, funcionan como una tela común.

Sobre esto, entonces, la artista representa el cuerpo de dos modos: en posición anatómica (que tiene como referencia lo médico) y en posición yacente (asunto que tiene como modelo a la pintura "Cristo muerto", de Holbein).

Para traducir estos cuerpos, la pintora se guía por fotografías y por un atlas dermatológico.

Varios de los modelos que utiliza son sus propios familiares, a los que sin embargo pinta sin figurar el rostro, dejándolos, por lo tanto, en el anonimato.

Una importante obra de Wolff, expuesta en la Bienal del Mercosur, fue "Familia II", tríptico compuesto por la imagen de un padre, madre y un bebé. Cada figura estaba trabajada por fragmentos, que eran franjas que cruzaban la pintura por lo ancho, las cuales eran trabajadas cada una según una técnica distinta: por veladuras, por pigmentos chorreados, con telas cuadriculadas para seguir el molde, etc.

Estas diferentes técnicas producen descalces cromáticos, casi imperceptibles a simple vista, y ciertos desajustes en las figuras, que llaman la atención pero no de develan por completo.

Obras: