Arte en Chile


HOME :: ARTISTAS NACIONALES 

ALFREDO

VALENZUELA PUELMA

------------------------------------------------------
Trayectoria

Alfredo Valenzuela Puelma representó en la pintura chilena de fines del siglo XIX la cúspide de la perfección formal a la manera de la corriente académica. Es decir, trasposición a la tela del modelo vivo, conformación del cuadro por medio de las técnicas y procedimientos de los maestros renacentistas y barrocos de los siglos XVI y XVII y consideración del oficio como supremo criterio de valor estético. En su obra existió una unidad estilística que fue constante a través de toda su carrera.

Valenzuela Puelma comenzó y concluyó su trayectoria pictórica siendo un artista académico.

En sus viajes a Europa frecuentó museos y copió las obras de Velázquez, Ribera, Murillo, Rembrandt, Tiziano en busca de aprendizaje, para captar la esencia de los grandes maestros.
Los temas de las obras de Valenzuela Puelma fueron especialmente la figura humana ("Sevillana") y el retrato. También estuvieron los motivos orientales, religiosos ("La resurección de la hija de Jairo"), de inspiración naturalista ("Gitana de Sevilla"), naturalezas muertas y el paisaje. Fue el primer pintor chileno de desnudos destacándose obras como "La ninfa de las cerezas", "Náyade cerca del agua", "La perla del mercader".

En sus retratos alcanzó extraordinarios logros artísticos, entre los que destacaron "Retrato de Mochi", "El niño del fez" (también conocida como "El turquito").

Durante los años que vivió en París y en sus viajes por España, inmerso en ambientes en los que podía dedicarse al arte en plenitud, pudo realizar su mejor obra. Su arte era reflexivo, pensado, es por eso que abundaron las réplicas. En muchos casos no quedaba satisfecho y repetía la obra, modificando lo que no le agradaba.

No fue un pintor muy fecundo, se calculó su producción en 150 ó 170 cuadros.

Obras:

Investigación