Arte en Chile


HOME :: ARTISTAS NACIONALES 

MARIO

TORAL

------------------------------------------------------
Trayectoria

Desde sus primeras obras, Mario Toral insistió en representar el cuerpo humano de diferentes formas: el desnudo transmutado, desintegrado o diáfano, con el objeto de hablar de sus propias experiencias y emociones.

Otro elemento que se reitera a menudo en sus creaciones es la envoltura, la ensoñación y el misterio que de algún modo tiene que ver con la incógnita existencial del artista, la falta de certezas, las incertidumbres, las interrogantes inexplicables de la vida.

Siempre le ha interesado la expresividad del cuerpo humano que se mueve y transforma constantemente, que se desintegra en pieles, músculos, nervios, fragmentos o transparencias, una figura misteriosa y expresionista.

Ha utilizado distintas técnicas como el óleo, acrílicos, collages, grabados, dibujos y acuarelas que han ido de acuerdo a las intenciones que ha tenido en cada trabajo. Su obra ha intentado "representar lo inalcanzable" dice el artista, los límites de la existencia humana, el destino, la imposibilidad de dilucidar los grandes misterios. La pintura, la materia y el cuerpo , todo es ilusión en su obra y metáfora de la condición humana que él define como "una aspiración espiritual constante y limitada, porque el cuerpo mantiene presa el alma".

Su obra ha tenido varias etapas que han ido en directa relación con su vida: la primera, "Relieves" agrupa su producción de 1957 y 1958, donde realizó una investigación sobre las texturas, utilizando materiales que explotaban en la superficie como cráteres, remitiéndose a ámbitos telúricos.

Luego, fue la época de los "Tótems" (1958-1965), desarrollada en París, habla de la memoria americana, de un paisaje inmenso y complejo, telúrico.

Más tarde, en su regreso a Chile comienza "Torres de Babel"( 1965-1969), donde torres geométricas encierran rostros humanos.

Entre 1969 y 1974 "Mujeres y Piedras, El Mundo de Mañana, Rostros" surge de su viaje a Nueva York, donde el impacto de la urbe estadounidense se refleja en obras monumentales y arquitecturas transparentes, donde los límites espaciales son determinados por finos trazos de acuarela.

En la década del 70 Toral se desplaza desde Nueva York a España, entonces surge el período "Prisioneras de piedra" (1974-1977), donde el espacio se presenta como infinito y atemporal, indaga en la naturaleza humana y se reencuentra con la acuarela que le permitió plasmar su memoria visual.

"Gente en Lucha"(1977-1979) se denominó la etapa donde presenta al hombre enfrentado con la vida y la muerte.

Luego, "Máscaras" (1979-1981), donde la presencia de cabezas humanas volantes, hieráticas y de aire expresionista se conjugan con un trabajo de texturas en las superficies. Más tarde "Cuerpos y Máscaras" (1981-1984), donde un fragmento del cuerpo de una mujer bastará para mostrar la totalidad de un universo único, armónico y con fuertes raíces americanas.

Entre sus obras monumentales se encuentra el mural Más grande de Chile y de América Latina, con 1200 metros cuadrados, ubicado en la Estación de metro de la Universidad de Chile, "Memoria visual de una nación", donde encierra la racionalidad, la intuición y el nexo entre la historia y la sensibilidad del artista chileno.

Obras:

Entrevista: