Arte en Chile


HOME :: ARTISTAS NACIONALES

PABLO

RIVERA

------------------------------------------------------
Trayectoria

Pablo Rivera emplea diversos materiales, tales como yeso, madera, flores o hierro, con los cuales realiza formas abstractas, previamente diseñadas en computador, que integran líneas que tienden a recordarnos objetos útiles y cotidianos, pero que en sus esculturas, simplemente carecen de algún empleo efectivo más allá de lo artístico.

Cercanas al minimal y al conceptualismo, sus producciones funcionan, entonces, como entidades artísticas en relación con el lugar en que se ubiquen, pues como formas puras e indefinidas, que recuerdan muchas cosas pero que no corresponden a ninguna imagen reconocible, en sí mismas no portan mayor interés, pero sí lo hacen en la posibilidad de manipulación que contienen.   

A lo que Rivera apunta con su proyecto es, en primer lugar, a cuestionar y destronar la tradición escultórica chilena que tiende al totemismo, y que se instaló con la obra de Marta Colvin hacia adelante. Y enseguida, a evidenciar la manera en que las cosas adquieren distintos significados e identidades según el entorno donde se coloquen y las relaciones que establezcan con el espectador, haciendo que el espacio funcione como otra materia escultórica.

Así por ejemplo, su proyecto ‘Purgatorio’ consistió en la elaboración de cinco formas abstractas, que luego aplica en hologramas, mimbre, flores, carne o acero. Manipulando el material y la posición, las hace pasar por objetos utilitarios, como regadores o coronas funerarias.

Además, somete esos productos a diversos escenarios: una urna de cementerio, el mercado, un parque, una galería de arte....así, los objetos se resignifican constantemente, y ante los ojos de un determinado público, adquieren el estatus artístico.

Sus objetos adquieren, como vemos, diversos roles, como si fueran actores, según el escenario donde se emplacen, el cual incide en su comportamiento.