Arte en Chile


HOME :: ARTISTAS NACIONALES 

GUILLERMO

NÚÑEZ

------------------------------------------------------
Trayectoria

Una constante en la pintura de Núñez ha sido el hombre, el ser humano con sus problemas y los problemas sociales, especialmente la violencia.

En el artista se dio "una irrenunciable necesidad de conectar la práctica del arte con problemas humanos ineludibles" (Ivelic-Galaz, Chile Arte Actual) Como resultado de esta reflexión, el artista muestra la imagen del ser humano reducida a fragmentos óseos y trozos de cuerpos mutilados, expresión de la intensidad del dolor del hombre (América)

A su regreso de un viaje a Nueva York, en 1966, Núñez ya había comenzado a incursionar en la contingencia histórica al trasladar la realidad cotidiana a la pintura, él mismo dice que es una máquina registradora de los hechos que rechaza y así los muestra (Bandera para ocho mineros del Salvador).

En este sentido, Núñez incorporó a su pintura una serie de hechos históricos que la han condicionado fuertemente, como la división del mundo en dos fuerzas antagónicas después de la Segunda guerra Mundial; la Guerra Civil Española; las guerras del sudeste asiático; la inclusión de Cuba en el socialismo en 1959; la elección de un presidente socialista en Chile en 1970 y su posterior derrocamiento por un golpe militar.

También la experiencia personal del artista ha sido importante en la ejecución de sus obras, como una conversación entre niños en Nueva York que originó la serie "You got a black eye" o los acontecimientos que le ha tocado vivir como su estancia en prisión , donde permaneció cinco meses con los ojos vendados.

Aunque estuvo algún tiempo muy ligado a la estética del objeto y a la presentación de éste como objeto de arte, su trabajo artístico se centró en la pintura, aunque con frecuencia recurre al grabado (litografía y serigrafía) en que ha realizado grandes tirajes, de 2.000 ejemplares con una sola matriz, interviniendo cada uno con fotografías, textos, manchas de color, timbre y sobreimpresiones.

En 1987, al regresar de su exilio, el artista realizó una Exposición en dos galerías, en una de ellas expuso sus trabajos realizados entre los años 1976 y 1983 y en la otra su producción de 1984 y 1986, donde las telas aparecieron llenas de color y figuras humanas dislocadas, de apariencia fetal o con gigantescas mandíbulas trituradoras.

Obras: