Arte en Chile


HOME :: ARTISTAS NACIONALES 

MAGDALENA

MIRA

------------------------------------------------------
Trayectoria

Con el óleo sobre tela, Magdalena desarrolló la temática característica de su obra: retratos y figura humana, temas trabajados con soltura de pincelada, atmósferas cálidas y penetración psicológica del modelo.

Predomina en su obra el aura sentimental que se fija en una técnica de representación objetiva y naturalista, seriamente aprendida con Mochi, pero superada con delicadeza por su alumna. Su pintura, que da sobremanera importancia al tema, se resuelve en formas amplias, robustas, de enérgica plasticidad. Magdalena trata de modo minucioso y apurado la forma; sus volúmenes tienen una dureza y apresto que, sin embargo, no impiden el lirismo y la calidez.

En todos sus retratos, como en "Don Gregorio Mira" o "Retrato de Dama", la perfección formal, la nobleza de la ejecución y de la factura, están vivificadas por la presencia inmaterial, sutil, del perfil psicológico de sus modelos.

En la obra "Retrato ante el caballete" representa a su padre mirando obras de ella misma, con lo que realiza la primera autorreferencia en la historia de la pintura chilena. En este trabajo, la robusta anatomía de cuerpo entero se recorta con nitidez del fondo y revela detalles de composición en la pérdida del plano vertical, que apenas insinúa el espacio de la sala en que acaece la acción. Se percibe una cierta libertad con respecto a las normas académicas y la necesidad de establecer un modo de expresión propio.

La pintura "Una desconocida", de 1897, es muy moderna para su estilo académico y para lo poco que se sabía de vanguardias en Chile. La pincelada, suelta, variada, vigorosa, se une a una posición de la mano que es muy llamativa.

Durante su estadía en Italia pintó marinas, ruinas y paisajes europeos.

Obra

Investigación: