Arte en Chile


HOME :: ARTISTAS NACIONALES 

ROBERTO

MATTA

------------------------------------------------------
Trayectoria

La obra de este connotado artista se extiende desde los años treinta hasta hoy. Fue partícipe y renovador del surrealismo y personaje decisivo en el grupo de artistas del expresionismo abstracto de los años 40.

En los inicios de su labor artística, sus obras reflejaron sus preocupaciones metafísicas, la importancia de las creaciones religiosas. Dibujos figurativos que con el tiempo fueron evolucionando hacia una abstracción, con referencia de artistas de la época como Dalí y Picasso y la influencia de El Greco.

Elementos como el humor, el erotismo, la reflexión, el pensamiento estuvieron presentes en estos inicios.

Comienza a inquietarlo la idea del espacio que tendrá un papel protagónico en todo el desarrollo de la obra del artista. Este, entendido, no como recinto de la materialidad, sino como él mismo lo dice, un espacio de la especie, idea metafísica del espacio.

Posteriormente, desarrolló una etapa ligada al surrealismo, tendencia de la que participó y cuyas influencias se dejaron ver en obras posteriores.

Entre 1942 y 1944 aparecieron los primeros personajes en las obras de Matta, lo que acerca su pintura al humanismo, buscó una representación del hombre que expresara su esencia contradictoria. Apareció la angustia, el dolor, la soledad y la incomunicación como temas recurrentes y la infinitud del espacio se transformó en la soledad del hombre, situación que quedó expresada en varios de sus cuadros, un hombre perdido en el espacio eterno, con múltiples posibilidades y direcciones, sin que ninguna sea una verdadera salida.

De su estadía en Italia, alejado del grupo de artistas norteamericanos, surgieron una serie de cuadros, intentos de representación de un espacio multidimensional (Abrir el cubo y encontrar la vida). Fue un intento por representar la idea del espacio total, del espacio tal como se muestra en la vida. Esta representación multidimensional está figurada en la obra del artista por medio de la abertura del cubo que muestra de una sola vez sus seis caras.

En esta etapa de Matta en Italia, su trabajo intentó ser una denuncia de los poderes maquinales que esclavizan al ser humano en la sociedad moderna. Hubo una notable influencia del arte primitivo, especialmente de Africa y Oceanía.

En esa época la crítica política influye en el contenido de su obra, la revolución cubana, como factor social, sin dejar de lado su preocupación por el hombre y la sociedad que lo rodea.

Durante los años sesenta reapareció la Figuración de sus primeras obras, pero la expresión dramática se transformó en una glorificación a la vida y a sus transformaciones.

En la siguiente década, sus pinturas, de grandes dimensiones, abandonan paulatinamente la temática política, para dar paso nuevamente a los temas metafísicos y a un cauce profundo.

Durante los ochenta se generaron dos líneas de trabajo, una cercana a la representación realista que recrearon la mitología mediterránea, con escenas de la vida de los dioses o imágenes de personajes inventados; y una segunda línea con una tendencia Más abstracta, en la que alcanzó sus Más altos niveles de expresividad metafísica.

El trabajo artístico de Matta ha sido extensamente estudiado y analizado en un intento de acercamiento y comprensión del universo que su obra alcanza. En este sentido, han sido varios los calificativos que se han propuesto para caracterizar su pintura, aludiendo a la abstracción, a la espacialidad, a la relatividad, a la transparencia, al movimiento y energía constante y sin fin, a la poesía, a la reflexión, al pensamiento, etc.

Profundización:

Obras: