Arte en Chile


HOME :: ARTISTAS NACIONALES 

BENJAMÍN

L
IRA

------------------------------------------------------
El color que apela al silencio

Es un pintor que gracias al rigor y a la acuciosidad con que aborda su producción, ha generado obras que responden a una investigación y a un trabajo coherentes.

Debido a la reflexión constante que mantiene el artista sobre su propio quehacer, sus creaciones logran permanecer en una misma línea estilística, pero a sí mismo, evolucionar y superarse, evitando la monótona repetición.

Aquella necesaria reflexión viene dada por una enorme cantidad de tiempo invertida en la meditación, composición y factura del cuadro. El tiempo, concebido como ritmo y silencio, adquiere grado formal por medio de la relación que el pintor establece con sus materiales. El tiempo, entonces, se transmite hacia el receptor principalmente por el color ; ese tiempo abre un espacio donde la narración queda desplazada, silenciada en favor de una comunicación subterránea que funciona por medio de una imagen pura, imagen que a la vez es metáfora de la existencia y la salvación.

A pesar de que en el último tiempo Lira abandonó el color, debido entre otras cosas, a su interés por lo monocromo de la cerámica, durante el 2001 reapareció el color en su máxima expresión, vibrante, intuitivo y significativo por sí mismo. En soportes de amplios formatos, el color va sumándose uno a otro hasta conseguir texturas interesantes; luego, el pintor retira algunas capas de pintura para ir ajustando elementos y obtener finalmente una obra fresca que por medio de una sensibilidad tendiente a la abstracción, remite a un espacio pictórico cada vez más complejo.

Las experimentaciones formales llevadas a cabo por Lira le han incitado a experimentar con otros pigmentos más allá del óleo, como acuarelas y acrílicos, y a verificar también el trabajo de volumen y formas en la cerámica.

Obras:

Investigación:

  • El color que apela al silencio
    Benjamín Lira es un pintor que gracias al rigor y a la acuciosidad con que aborda su producción, genera obras que responden a una investigación y a un trabajo coherentes. Debido a la reflexión constante que mantiene el artista sobre su propio quehacer, esas creaciones logran permanecer en una misma línea estilística, pero a sí mismo, evolucionar y superarse, evitando la monótona repetición.