Arte en Chile


HOME :: ARTISTAS NACIONALES 

JOSÉ IGNACIO

LEÓN

------------------------------------------------------
Trayectoria

José Ignacio trabaja en series, las que va completando a través del tiempo, son diferentes ideas o programas que se complementan entre sí.

En sus primeras series su pintura era un trabajo medido y exacto, estilo Más bien geométrico y calculado (Retrato del tiempo) que Más tarde dio paso a la mancha libre y cargada de pigmento que marcó el quiebre de una época de soledad y silencio y dio paso a una etapa de acción y nuevas búsquedas, de un "fuerte trabajo con los otros".

En sus pinturas hay algo de sentimental, romántico y poético porque siempre rescata el lado optimista de lo que pinta, aunque también formula una crítica subyacente a lo cotidiano, al ambiente que le rodea, a los espacios y vidas exteriores, producto de una investigación de ribetes sociales que ha determinado el desarrollo de su pintura. En ellas se delatan algunas tristezas humanas y los deseos de León por entregar algunos mensajes.

En sus viajes por distintos lugares de Chile, en un intento por escapar de la saturación que le provoca la ciudad, ha podido reencontrarse con la naturaleza, con las personas y pintar lo humano, todo lo que percibe, dando origen a obras expresionistas, abstractas y de gran colorido.

Las pinturas del artista están pobladas de "seres imaginarios" que brotan de su mente, están cargadas de transparencias, son coloridas, alegres y llenas de vida, con imágenes caóticas, fragmentadas, hechas a partir de aguadas, texturas y chorreos, incluyendo técnicas de grabado, collages y textos.

El trabajo colectivo con otros artistas ha sido siempre importante para León, así lo ha demostrado "Nuestro Paisaje-Mi Paisaje, obra que ha sido el resultado de su encuentro con otros plásticos nacionales que han decidido participar en ella. Son una serie de telas, de colores blanco, azul y rojo, divididas en cuadrados donde importantes pintores han colaborado.

Sus creaciones se relacionan con la vida, con compartir la naturaleza, con la intimidad silenciosa de lo cotidiano, con las cosas sencillas y humildes, ejemplo de esto son los "Pancitos calientes", una serie de 30 cuadros de pequeño formato, pintados entre 1986 y 1987.

Obra: