Arte en Chile


HOME :: ARTISTAS NACIONALES

LEA

KLEINER HAAS

------------------------------------------------------
Trayectoria

Lea Kleiner trabaja con el tema de la naturaleza, especialmente con los árboles y desiertos.

Comenzó su producción artística con el grabado, técnica con la que generó obras que, si bien en un principio eran figurativas, tendieron cada vez más a la abstracción, semejándose, de paso y a través del gesto expresivo, a la caligrafía oriental.

Esos grabados, compuestos en riguroso blanco/ negro, se ligan por este aspecto con la fotografía, que será la técnica adoptada por Kleiner para continuar sus reflexiones estéticas.

Así, por ejemplo, desarrolló una serie de fotografías en blanco/ negro sobre las calas, flores que fotografiaba colocadas frente a un muro blanco; luego la artista revelaba los negativos a tamaño de 18 x 24 cm sobre papel blanco de un formato mucho mayor, con lo que la fotografía ocupaba el centro de un amplio espacio.

A través del blanco de los pétalos de la cala, que se ubican por lo general en los extremos de la foto, pareciera que ésta se funde con el fondo y se expande, abriéndose a la totalidad.

Además, la artista instala un punto de enfoque mínimo, por ejemplo, en un corto tramo de tallo, con lo que el resto de la fotografía se organiza en el desenfoque, haciendo, por lo tanto, que las imágenes sean cada vez más abstractas y difusas.

Una imagen en color de una de estas calas hizo que Kleiner comenzara a explorar definitivamente con la fotografía a color; así, flores, jarrones, vegetales, en tonos verdes, azules y magentas, conforman imágenes que son puro color, y que por medio del desenfoque, generan una aberración óptica poética.

Esta misma pérdida de nitidez, esta borrosidad presente en la producción de la artista, la llevó a asumir la pintura a la acuarela como uno de los medios adecuados para la comunicación plástica, ya que el agua empleada para la aplicación del pigmento, permite un gesto libre y azaroso que se enlaza a la ya mencionada constante del desenfoque, y haciendo que cada acuarela sea única y, literalmente, irrepetible; en ellas podemos advertir que la concentración de color en una zona funciona en cierta medida como el enfoque mínimo de sus fotografías.

Destaca una serie de acuarelas sobre los desiertos: paisajes sutiles y escuetos en tonos ocre, en un formato pequeño que nos remite magníficamente a los vastos territorios que en verdad son esos paisajes.

Uno de sus más recientes trabajos consistió en un cruce de técnicas: fotografió uno de sus grabados y luego intervino la imagen en computador, composición que luego imprimió en un papel hecho a mano por ella misma.