Arte en Chile


HOME :: ARTISTAS NACIONALES

VIRGINIA

HUNEEUS

------------------------------------------------------
Trayectoria

Virginia Huneeus es una artista plástica que, como tal, ha explorado en las más diversas técnicas y soportes: grabado, murales (terminos/mural.htm), óleos y muñecos de lana.

En un principo su línea de investigación fluyó por el área de la geometría; de hecho, por un tiempo participó del Grupo Rectángulo (terminos/rectangu.htm) y en Canadá formó parte del grupo ' Formel Lyrique'.

Pero lentamente fueron emergiendo en su producción las formas sinuosas que la fueron liberando de la estricta composición geométrica; esta nueva geometría, más orgánica, dinámica y vital, se puede pesquisar en los diversos murales de cerámica y acero que Huneeus realizó durante la década del sesenta para espacios públicos de la capital chilena.

Así por ejemplo, el mural para la fábrica Savory-Nestlé de 1964, el del National City Bank de 1966 o los murales para la Base Áerea El Bosque en 1969. Como decimos, es en estos trabajos donde la artista comienza a abandonar aquella cierta frialdad del arte geométrico y comienza a incorporar aspectos más cálidos y expresionistas (terminos/expresio.htm)a medida en que la figuración (terminos/figuraci.htm), de cuerpos humanos y paisajes, se hace presente.

Una estética que se acopla perfectamente a esta polaridad de expresión y geometría es la que corresponde al imaginario indígena precolombino, pues en esa poética se puede encontrar una potente integración de líneas compositivas muy marcadas y grandes cuotas de fuerza emocional fluyendo entre los espacios toscamente delimitados.

Esta conjunción es llevada a su lado más expresionista en los denomiandos 'Cucos', enormes muñecos de lana y otros objetos, que Huneeus elabora basándose en el imaginario mapuche (terminos/ mapuche.htm). Esos personajes, que emergen como materialización de impulsos puros y primarios, resurgen de modo constante a lo largo de toda la producción de la artista.

Los trabajos más cercanos al inicio del tercer milenio reafirman la fuerza vital de su permanente búsqueda, a través de una geometría que ha vuelto a rigidizarse, y que, además, adopta al color rojo como tono principal, con lo cual genera una atmósfera angustiante, donde diversas figuras aparecen y desaparecen según la violencia de las líneas rectas que cruzan la composición.

Estas obras últimas, más que hacernos creer en 'una vuelta al origen' en Huneeus, nos llevan a concluir que toda la producción de la artista es un continuum de investigación en permanente evolución, donde diversos estilos y disciplinas conviven bajo una clara poética.