Arte en Chile


HOME :: ARTISTAS NACIONALES 

Trayectoria

José Gandarillas fue dibujante y pintor que abarcó en un principio el género bucólico o costumbrista, por ser el paisaje campestre el más cercano a su trabajo como agricultor y a la vez, su espacio predilecto.

El agricultor, enfrentado a ese ámbito, sentía el paisaje y se aproximaba a su traducción en expresión plástica, con mano experta: manejando diestramente el lápiz, difuminaba los pigmentos para dar la sensación de transparencia, solidez y profundidad.

En libretas de mano realizó dibujos de animales, y en ellos se pueden apreciar perros, caballos o bueyes que salían en el camino al encuentro del artista.

En muchas de estas representaciones alcanzó una gran calidad miniaturista.

El conocimiento de la obra de Rugendas por parte de Gandarillas se vislumbra, indudablemente, en la serie de prototipos populares de zonas periféricas de la capital chilena, representados con bastante gracia, y que remiten a las escenas populares o a los retratos de mapuches realizados por el viajero alemán.

Su labor como dibujante tuvo un importante reconocimiento cuando envió a Claudio Gay, algunos dibujos para el importante álbum gráfico sobre Chile que éste realizaba, siendo uno de ellos, 'Laguna de Aculeo', aceptado e incorporado a la importante compilación.

En el ámbito netamente pictórico, el artista realizó un cuadro destacado, 'Niño del Campo', que tiene, pese a algunas imperfecciones formales, carácter y expresión.

También exploró el género religioso, realizando obras que hablan más de los sentimientos de un católico fervoroso como se dice que era, que de preocupaciones estéticas netas: destacan dos Vírgenes de buena factura y dulce expresión.