Arte en Chile


HOME :: ARTISTAS NACIONALES 

JOSEFINA

FONTECILLA

------------------------------------------------------
Trayectoria

Josefina Fontecilla trabaja con materiales de la Más diversa procedencia, entre los que se cuentan objetos, telas y fotografías, con los que realiza instalaciones de corte minimalista y alto grado interpretativo.

Con ellos toca temas relacionados con la memoria, el tiempo, los espacios y los afectos.

Uno de sus trabajos que ejemplariza esto es la instalación que formó parte del montaje 'A Tiempo'.

Allí, Fontecilla dispuso sobre un muro tres hileras de cuatro fotografías cada una; en total, doce encuadres distintos en los que se visualizan los tres pisos de la casa de los abuelos de la artista, lugar donde ella pasó su infancia.

Cada toma fue realizada desde una ventana o una puerta abierta, y por todas ellas se deja descubrir un amplio parque.

De este modo, el 'paisaje' como tema queda solamente sugerido, ya que su visión ocurre sólo desde interiores. Las diferentes aberturas fotografiadas dejan adivinar la continuidad de un parque fijado en la memoria de la artista, tal como la fotografía detiene el curso de las cosas en defecto del recorte.

Otra obra que se inscribe en similar línea, es una instalación compuesta también por doce elementos: gongs de bronce, todos idénticos, que cuelgan de un muro con sus respectivos mazos.

Debajo de cada gong hay una fotografía en b/n de una manilla desvencijada de alguna puerta vieja.

La sombra que dan estas doce manillas son todas diferentes, correspondiendo por lo tanto a distintas horas del día. Así, con sutileza y refinamiento, Fontecilla da cuenta de una gran cantidad de lecturas e interpretaciones posibles a realizar, al partir de la metáfora sugerida por la artista al marcar el paso de un lugar a otro y de un momento a otro.

Uno de sus ambientes Más recientes se realizó en dos salas del Museo de Arte Contemporáneo.

En una de ellas, Fontecilla forró los muros con género de brocato rojo, simulando el Salón de un antigua casa. Fundamentales son aquí las marcas sobre esas telas de marcos de cuadros ausentes, como si hubieran permanecido colgados durante años en esas paredes.

El objetivo de la artista es problematizar la huella sobre la huella, como metáfora de la decadencia.

En la sala siguiente, la artista colgó horizontalmente en el muro una alfombra de comedor que desde 1900 fue usada en una antigua casa de campo. Tal objeto presenta un gran desgaste de material, principalmente en las áreas alrededor de donde se ubicaba la mesa.

En el muro de al frente, Fontecilla ubicó veinte patas de las sillas que originalmente estaban en ese mismo comedor, es decir, los objetos netamente responsables de esas huellas, marcas del desgaste.

Con este trabajo se instalan también cuestiones sobre la pintura, el gesto, la huella del autor y los objetos.