Arte en Chile


HOME :: ARTISTAS NACIONALES 

JUAN

EGENAU

------------------------------------------------------
La escultura viviente

Podríamos decir que, al enfrentarnos a las obras de Egenau, éstas son algo Más que formas en hierro, pues las esculturas se comportan como manifestaciones del material en sí mismo, Más allá de la mera representación de ideas, sentimientos o emociones.

Una mirada atenta que recorra la totalidad del conjunto no tarda en descubrir que esas materias férreas están pobladas de ritmos vibrantes y que sus volúmenes están regidos por una voluntad y una decisión particular.

Así, de este modo, las formas, volúmenes y tensiones presentes al interior de la obra denotan un lenguaje característico al autor, lenguaje que reside únicamente en esa materialidad, y es por lo tanto, imposible de traducir a escritura, dada la cantidad de cualidades visuales y táctiles que presenta esta comunicación escultórica.

El universo creado por Egenau, y al que tenemos acceso por medio de sus obras, corresponde a una visión dinámica y cualitativa de la realidad, una visión que rescata un mundo inédito que subyace por debajo de las convenciones cotidianas, de los parámetros culturales heredados y de los esquemas y el rigor de la lógica racional.

El entorno natural, que le proporcionó a Egenau las Más significativas motivaciones, constituyó los elementos básicos para la elaboración de todas las fantasías que luego determinaron el imaginario que pobló su ámbito creativo.

Es por esto que el escultor creó su obra tanto a partir del legado humano universal, es decir, de la Más altas esferas de la cultura, como también a partir de seres anónimos, hombres comunes, que le aportaron a su producción creativa por el simple hecho de existir y mostrarle involuntariamente las diversas relaciones que establecían con el mundo.

A partir de esta conexión surgen esos Seres de desconcertantes morfologías, de incierta conFiguración orgánica, Seres inabordables, indiferentes, no comprometidos con las demencias humanas, Seres que resguardan su quimérico contenido en la implacable inexpugnabilidad de mecánicos artificios y sutiles tecnologías.

Obras:

Investigación:

  • La esculura viviente
    La obra de Juan Egenau es un equilibrio entre la materia, por lo general de índole férrea, y la representación, entre humanidad y máquina, referida como ente orgánico. Aquí vemos como se logra esta intercomunicación, y algunas de las fuentes de inspiración del fallecido escultor.

Minisitio