Arte en Chile


HOME :: ARTISTAS NACIONALES 

JOSÉ MIGUEL

B
LANCO

------------------------------------------------------
Investigación

José Miguel Blanco, escultor, proviene de un familia proletaria de escasos recursos económicos, al igual que Nicanor Plaza y Virginio Arias.Pero así como ellos, y gracias al esfuerzo con el que pulió su natural talento, Blanco consiguió situarse como una de las jóvenes promesas artísticas del Chile del siglo XIX.

Recibió una beca del gobierno para estudiar en Francia, partiendo al viejo continente en el año 1867, cuando contaba ya con 28 años de edad. Estudió en París, y luego, por causa de la guerra franco- prusiana, viajó por Bélgica, Inglaterra e Italia, país este último donde realizó cursos con Mancinelli, amigo del Director de la Academia de Pintura en Chile, Alejandro Ciccarelli.

Una vez calmada la situación política, el escultor volvió a París, continuó allí sus estudios y participó de algunos concursos. Volvió a Chile en 1876, trayendo consigo una producción consistente en aproximadamente cuarenta obras, entre esculturas, bajo relieves y medallones.

Pueden distinguirse tres áreas temáticas en éstas: primero, un nacionalismo con miras al americanismo, de corte anti hispánico, que exalta el aspecto indígena de nuestra historia, en cuanto resistencia ante el conquistador y centro de la Tradición. Resaltan aquí obras como ‘Pobre Cuba’, hecho en tierra cocida, y el curioso grupo escultórico ‘Obispo Las Casas alimentado por una india’, que relata la anécdota de Fray Bartolomé curado de su enfermedad por el amamantamiento que una india le ofreció. La asimilación de la Patria y la República en una mujer, como ocurre en la Revolución Francesa con el cuadro de Delacroix, ‘La Libertad guiando al Pueblo’, es adoptada por Blanco en ‘Independencia de Chile’, alegoría femenina.

Luego, percibimos un área donde explora en el vasto mundo de la mitología grecorromana, como corresponde a todo exponente del estilo neoclásico que se precie de tal: ‘Bacante’, ‘Leda’, ‘Bacante y Fauno’, entre otras, son ejemplo de esto.

Y por último, obras que son encargos o bien, que corresponden a inspiraciones del momento: ‘Una italiana’, ‘ Pescador napolitano’, Retrato del Dr. Betances’. El ya mencionado nacionalismo del artista, que también poseía buena parte de sus contemporáneos, se exaltó aún más a partir de 1879, es decir, durante la Guerra del Pacífico, época donde comienzan a circular relatos de las hazañas realizadas por el ejército y el pueblo de Chile durante los combates.

Este ambiente inspiró al escultor a trabajar en la creación de la que sería su obra clave, ‘El tambor en reposo’. Se percibe en esta escultura cierta vibración poética, que emerge de las formas naturales que remiten a la virilidad del personaje, así como del excelente dibujo formal que modela el uniforme, destacándose por sobre todo, el rostro del pequeño músico, que representa fielmente a aquéllos adolescentes que, alucinados frente a los militares, les seguían en sus marchas infundiéndoles ánimo con su tamborileo.

Obras:

Investigación:

  • Profundización de su obra