Arte en Chile


HOME :: ARTISTAS NACIONALES

CARLOS

A
MPUERO

------------------------------------------------------
Trayectoria

Carlos Ampuero utiliza el óleo y los acrílicos en amplios formatos, para realizar una producción plástica que se inscribe dentro de lo conocido como Nueva Figuración chilena, tendencia artística que se propone rescatar la figuración, desplazada por otros estilos predominantes que tienden a la abstracción.

Ampuero, entonces, retoma la tradición figurativa a partir de retratos que nos presentan a seres humanos bajo una nueva tensión visual.

Los personajes, más que posar, padecen de nuestra mirada, develando su interior por medio de un sinfín de mínimos gestos y a través de la representación algo perpleja, pero sobre todo aislada, de sus rostros.

Ese aislamiento se hace patente por medio de la limitación del espacio que marca la diferencia entre figura y fondo, y concreta lo que Ampuero llama “jerarquización de la figura”.

En los fondos, se suele encontrar paisajes que fusionan   ambientes de Chile y Chiloé. Así, en un retrato de su madre, “Ida y Vuelta”, se ve un paisaje que funde la isla de Chiloé con los acantilados de Dover.

Además, el pintor utiliza el tono quebrado, es decir, que varios tonos se conjugan en un todo, formando una vibración cromática que permite percibir luces y texturas diversas, lo que materializa, por medio del relieve y la policromía conseguidos, una traducción realista de la piel del rostro, que es a la vez, también, una reflexión sobre la pintura, debido al uso de la mancha y los colores saturados, elementos que en la pintura de Ampuero, se encuentran a medio camino entre la impresión de lo externo y la expresión de lo íntimo.

En su fase más reciente, el pintor ha optado por su propia imagen como motivo para sus cuadros: en sus autorretratos logra traspasar la mera representación, para significar, por ejemplo, su exilio fuera de Chile o ciertas cuestiones metafísicas.