Arte en Chile

:: INSTALACIÓN :: 2009

Tatiana Alamos en la Corporación Cultural de Las Condes/ Sueños Y Azares

Expositor: Tatiana Alamos
Lugar: Corporación Cultural de Las Condes (Avda. Apoquindo 6570)
Técnica: Pintura e Instalación
Fecha: hasta 26 abril 2009
Horario: Martes a domingo, 10.30 a 19.00 horas
Entrada: liberada
Informaciones: 56(2) 3669393
 
Una singular exposición, que reúne la obra completa de la artista Tatiana Alamos, desde sus monumentales textiles a las mágicas cajas inspiradas en poetas chilenos o los objetos-homenaje a García Lorca o Rimbaud.
 
La obra de Tatiana Alamos tiene algo de efímera, ya que se construye a partir de elementos que pueden reutilizarse en una y otra oportunidad, por lo que sus exposiciones son un verdadero acontecimiento que rara vez vuelve a producirse. Una rigurosa labor curatorial permitirá encontrarse en un solo lugar con la obra completa de la destacada artista, re-produciendo muchas de sus recordadas ambientaciones e instalaciones. Las obras se emplazarán en las salas principales, ocupando diferentes espacios entre sí, dando cuenta de su universo creativo.
 
Tatiana Alamos, nacida en Antofagasta y licenciada en Arte de la Universidad de Chile en 1970, tiene una larga y destacada trayectoria artística. Complementó su desarrollo artístico y personal con estudios de antropología, arqueología, literatura y física, y ha viajado por toda América Latina recolectando material (orgánico y artesanal) para sus obras. En su producción se trasluce un sello americanista, con el uso de colores fuertes e incorporación de tierra, hojas y piedras en el soporte.
 
El crítico Waldemar Sommer escribe especialmente para la exposición: “Magia y mestizaje. Alamos y Tatiana: apellido hispano y nombre ruso, amalga original y exótica. También lo son sus collages y ensamblajes, sus pinturas con tejidos, metales y restos arqueológicos. A través de ellos, esta narradora visual nos borda, fantasiosa, desde leyendas chilotas hasta mitos de la Grecia clásica. Es que su obra emerge como un mestizaje de creencias, de despreocupación lúdica y trascendencia, de solidez estructural y vuelos imaginativos, de carrusel de infancia y nostalgias fúnebres”.
 
Y agrega: “En ella, objetos y materiales muy diversos, rescatados todos desde el ámbito de lo inservible, se transfiguran en un retablo continuo y exuberante. La escenografía que allí se despliega y sus propios actores, no más importantes que aquella, se materializan en volúmenes y superficies planas que, sin atropello alguno, constituyen unidades armoniosas. Cada una tiene algo sugerente que contarnos. Y la poesía con que sus figuras buscan respuesta en nuestra mirada, halla en el cromatismo refinado, en la inventiva ornamental, grandes aliados”.
 
Para el crítico de arte, aunque su mantenida potencia creadora nunca deja de sorprender, en las cajas creadas por la artista se encuentra su mayor capacidad creadora. “La misma disposición formal de éstas pareciera acrecentar, con sus recovecos y planos alternados, esa aura maravillosa de enigma, dulcemente misterioso, que trasunta su producción entera”.
 
La destacada artista ha expuesto individualmente en galerías y museos de Chile, Colombia, Estados Unidos, Canadá, Ecuador, España, México y Francia, entre otros. En 1993, una obra suya fue regalada al Papa Juan Pablo II. “Ser artista parece ser una necesidad que nace con la vida –señaló una vez Tatiana Alamos a una revista especializada de arte- Desde muy chica empecé a pensar en los colores, después hice casas de barro a la orilla de un estero, y me fui dando cuenta que cuando estaba arriba de un árbol o cuando caminaba con estas casitas de barro, la gente que me rodeaba estaba contenta. Así comenzó la idea de poder, con lo que yo inventaba, hacer feliz, pero más que eso, hacer crear al resto de las personas. Porque la creatividad puede crear creatividad”.

Fuente: Corporación Cultural de Las Condes