Arte en Chile

:: INSTALACIÓN :: 2009

Claudia Aravena en Out of Place. Greetings from Palestina.

Expositor: Claudia Aravena.
Lugar: entro cultural de España
Técnica: Fotografía e instalación.
Fecha: Hasta 25 mayo 2009
Entrada: liberada
Informaciones: www.ccespana.cl

Punto de Fuga
Exposición fotográfica, por: Andrea Aragón, Moisés Castillo y Sandra Sebastián.

Miércoles 22 de abril, 19:30hrs.
En exposición hasta el 25 de mayo

Es una obra en tres partes de la artista chilena Claudia Aravena. Out of Place es la tercera parte del mismo y una forma de indagar las formas en que se construyen las representaciones. Desde lo íntimo y autobiográfico, la artista explora los efectos de la suma de dos contextos culturales disímiles: La cultura Palestina de su lado materno y la cultura chilena aportada por su padre. A través de documentos familiares, la artista nos lleva por los caminos de la construcción dinámica e híbrida de las identidades. En ese espacio de indefinición, Out of Place, refleja la imposibilidad de las identidades únicas, ofrecidas como algo rígido y esencial.

El proyecto de Aravena, estará acompañado de la exposición de fotografías documentales titulada Punto de Fuga, un acercamiento a los éxodos de centroamericanos hacia el norte. De los fotógrafos guatemaltecos Andrea Aragón, Moisés Castillo y Sandra Sebastián, las fotografías dan fe de ese difícil tránsito donde el emigrante atraviesa una porción geográfica específica. En el diálogo de ambos proyectos visuales, el tema de la migración y del intercambio cultural se entrecruzan y evidencian un interregno común: la experiencia existencial que se desarrolla en cualquier tránsito y que se expande en lo humano.

Curaduría: Rosina Cazali

Extracto de catálogo de Punto de Fuga editado por Centro de Formación de la Cooperación Española de la Antigua Guatemala, por Manuela Camus.
Curaduría: Rosina Cazali

Las imágenes que se presentan en esta muestra no pretenden ganarnos por su innovación con conceptos y formas. Son un esfuerzo por documentar el éxodo de la población emigrante centro y sudamericana, y buscan tocarnos con el testimonio y el sentimiento y más allá, con el cuestionamiento hacia lo que nos enseñan.
En la épica humana movilizarse para sobrevivir ha sido un eje narrativo de primera línea, ¿por qué detenernos nuevamente en ello? Aquí vuelvo al inicio de estas reflexiones. Se me ocurre que algo que nos espina es que estas dinámicas nos enfrenten con el síndrome de la época: “el miedo al otro”, que es también el miedo al pobre.
La exposición regresa a las raíces de la narrativa para advertirnos que ese miedo recae sobre estas gentes de rostros asustados, mochilas breves y botella plástica con agua sucia por toda pertenencia, de expectativas monumentales y realidades frágiles, rondados por la muerte y la humillación. Nos olvidamos que los costos sociales y emotivos -que no se publicitan como los números de las remesas- son enormes y existen presiones en las comunidades que impiden referirse a las tragedias, a los fracasos, a los muertos, a los fantasmas que regresan fundidos: “de esto no se habla”. Las fotografías exploran otras vías de comunicación para romper los tabús.

Fuente: Trinomio Gestión Cultural