Arte en Chile

:: INSTALACIÓN :: 2002

Reconocimiento de Lugar

Expositor:  Claudia Aravena, Guillermo Cifuentes y Alejandra Egaña
Lugar:  Galería Gabriela Mistral
Técnica:  instalación
Fecha de la exposición:  2 al 31 de agosto
Horario: lunes a viernes de 11:00 a 19:00 hrs. y sábados de 10:00 a 14:00 hrs.
Entrada: liberada

Tres experiencias para dar cuenta de la memoria y su relación de des/actualización.

La exploración de los desplazamientos vividos en la infancia y la recuperación de esos espacios desde la adultez, así como los intentos por reproducir el estar en un lugar viniendo de otro, marcan la propuesta audiovisual de tres jóvenes artistas que exponen sus trabajo durante agosto en Galería Gabriela Mistral.
"Olvidar, decía alguien, puede ser una ciencia; pero no es una ciencia exacta..." Este comentario de Adriana Valdés en el texto del catálogo que acompaña la muestra Reconocimiento de lugar, puede servir de eje introductor para esta exhibición colectiva de los artistas Claudia Aravena, Guillermo Cifuentes y Alejandra Egaña.
De acuerdo a lo expresado por los propios artistas, este proyecto expositivo consiste en una instalación triple, que utiliza la fotografía y el video, para poner en diálogo tres experiencias del desplazamiento como condición existencial: vivir el presente como fractura o escisión; como falla geológica entre fragmentos biográficos repartidos por el mundo; como el esfuerzo constante de construir y reconstruir puentes de continuidad entre pasado y presente, aquí y allá, propio y ajeno.

En este contexto, tanto Guillermo Cifuentes como Alejandra Egaña exploran el desplazamiento vivido en su infancia, y la recuperación de esos espacios desde la adultez. Por su parte, Claudia Aravena muestra los intentos de apropiarse de una ciudad a la que se ha trasladado ya adulta, manteniendo en la memoria los recuerdos de la ciudad de origen.
Alejandra Egaña retorna a la ciudad de La Haya, en la que residió durante sus primeros 11 años de vida, al encuentro - y registro - de aquellos espacios mínimos que permanecieron habitando sus recuerdos tras el regreso a Santiago. De esta manera, después de un viaje de ida y regreso realizado en 1999, se constituye El Listado, obra que utiliza como soporte un paño de entretela de 16 x 2,70 mts. dispuesto a la manera de un telar, y sobre el que se tejen imágenes fotográficas mínimas, detalles aparentemente insignificantes - pero que para Egaña se han transformado en emblemáticos - recogidos con una cámara Polaroid, a las que se suman dibujos de infancia realizados por la propia artista, textos bordados y luces.

Al referirse a su obra, Alejandra Egaña afirma que "poniendo en tensión soportes como la fotografía, la gráfica y el telar, la instalación enfrenta una doble dislocación: la infancia transcurrida en un país extranjero donde fue concebida una memoria ficticia heredada de los padres chilenos, y por otro lado el presente que se constituye, ahora en Chile, en parte sobre la memoria de una cultura y un lugar que se han vuelto ajenos."
Por su parte, en Reconocimiento de lugar, obra que presta su nombre a la muestra, Guillermo Cifuentes intenta reapropiarse de ciertas zonas de la ciudad que conllevan una marca biográfica para el artista. A través del registro en video de una acción realizada en una vereda del barrio Brasil (la escritura con tiza del testimonio de una tía) y su posterior proyección en el piso de la galería, intenta dar cuenta de la constante reinscripción de huellas tanto en el tejido urbano y el imaginario colectivo, como en la memoria personal y la propia identidad que se construye.

En definitiva, y como señala Cifuentes, "esta propuesta se inscribe en el marco de un proyecto a largo plazo que busca explorar las intersecciones y yuxtaposiciones entre las tramas biográficas (historias de vida) y urbanas (el despliegue y transformación de la ciudad de Santiago), con la preocupación de la memoria y su reconstrucción".
El video Berlín: been there/to be here de Claudia Aravena es descrito por su autora como "un ejercicio de apropiación y de resistencia", sustentado en la práctica cotidiana por apropiarse de una ciudad que es siempre extraña, puesta en tensión con el recuerdo de la propia ciudad sumida en la distancia. De esta manera, el video hace de dos ciudades (Berlín/Santiago) una sola, en la construcción de una identidad a partir del tránsito "desde la amnesia al recuerdo" y viceversa.
Aunque su producción fue realizada el año 2000 en Alemania, según su autora "el gesto de instalar el video en Santiago, en su simplicidad, busca devolver a su origen el impulso que lo sustenta: reproducir el estar en un lugar viniendo de otro. Así como el video se construye sobre la territorialización de una mirada ajena sobre una ciudad extranjera, ahora, al proyectarlo en Santiago, se lo reinscribe en la fisicalidad de la memoria en el que se origina".


Mesa Redonda: jueves 22 de agosto a las 19:00 hrs., el público asistente a la Galería Gabriela Mistral podrá conocer algo más sobre el trabajo de estos tres jóvenes y destacados artistas.