Arte en Chile

:: FOTOGRAFÍA :: 2006

Colectiva de fotografía en el Mall Plaza Trébol, Norte y Vespucio / Paisaje, Figura Humana, Bodegón

Expositor: Colectiva
Lugar: Sala de Arte Mall Plaza Trébol, Mall Plaza Norte, Mall Plaza Vespucio
Técnica: fotografía
Fecha: 27 de julio al 24 de agosto 2006
Horario: habitual del Mall
Entrada: liberada

Curatoría: Andrea Jösch

Sala de Arte Mall Plaza Trébol 27 de julio al 24 de agosto
Sala de Arte Mall Plaza Norte 28 de julio al 24 de agosto
Sala de Arte Mall Plaza Vespucio 28 de julio al 24 de agosto

Esta muestra colectiva es una revisión de lo que ha sucedido con la imagen en los últimos 5 años en Chile. Se recurrió a  clasificaciones clásicas: figura humana, paisaje y bodegón, haciendo referencia a propuestas que provienen tanto desde lo fotográfico, como desde las artes visuales, para generar un primer punto de quiebre entre la significancia y el encuadre, entre lo revelado y velado, entre captura y caza. Los dieciseis artistas que participan en esta exposición utilizan en sus obras las imágenes como punto de partida para la elaboración de conceptos. La imagen y sus desplazamientos tanto en formatos y técnicas, como en elaboraciones de ficticios o maquetas, es sin duda, una manera de dialogar entre fotografía y artes plásticas, es el punto en donde las fronteras se difuminan y se convierten en posibilidades estéticas.

En la sala del Mall Plaza Norte se presentan obras relacionadas con la Figura Humana, desde la perspectiva del documento y identificación, del retrato como símbolo de identidad. Aquí se encuentran las obras de Pepe Guzmán, quien trabaja utilizando el scanner como elemento de captura, dejando de lado el lente y elaborando imágenes como huellas de identidad. Bernardo Oyarzún nos entrega en “Linaje” una obra en caja de luz a gran escala en donde nos habla de la identidad autobiográfica como documento recuperado. Luis Acosta realiza fotogramas a escala, por medio de la técnica es posible capturar la expresión no mediatizada de los modelos, condicionando y limitando la pose al formato que lo contiene y recibe. Gonzalo Donoso nos entrega una serie de retratos que incorporan fondos pictóricos a pedido, simulando puestas en escena.

En la sala del Mall Plaza Vespucio se exhiben Paisajes enfrentados a contingencias maqueteadas, revisitando el inconsciente para realzar lo develado. Francisca García y Paloma Villalobos entregan una visión de los temas contingentes como las devastaciones, los accidentes y las inundaciones, realizando maquetismo fotográfico.  Sachiyo Nishimura muestra una obra de gran formato sobre la refinaría de Con Con, obra que dialoga con los paisajes urbanos como referentes que no estamos acostumbrados a observar y que por medio de la “disección”, la artista nos hace ver. Andrea De Simone nos entrega una serie de casas realizadas sobre tela y motadas en bastidores de bordado como imagen-objeto-fetiche del sueño de la casa propia. Fernando Melo, en sus imágenes sobre aguas y humedades, evoca atmósferas oscuras, recreadas, nostálgicas. Valeria Zalaquett, en una serie de mapas antiguos sobre la misma ciudad, constituye por medio de capas superpuestas una nueva visión plástica sobre la reinterpretación de ésta.

En la sala del Mall Plaza Trébol: Bodegones entendidos como la sobreposición, la acumulación o fragmentación doméstica. Andrés Figueroa fotografía los muros de la ex cárcel de Valparaíso reinterpretando visualmente, la historia acumulada por los reos como collages contemporáneos. César Scotti realiza una instalación de arrimo, incorporando el lenguaje popular, tanto en sus fotografías de la familia artística por encargo, como en su puesta en escena. Paola Caroca escenifica encuadres domésticos para generar una obra que se titula “el que quiebra paga” en donde alude de manera esteticista a problemáticas cotidianas.  Cristián Maturana hace una alegoría al viaje, al diseño y la contingencia, generando una obra que se contiene en los boletos de micro de estudiantes, resignificándolos con escenas de violencia, abusos y vicios. Zaida González por otro lado, colorea a mano imágenes que se refieren a los cinturones de castidad como método de represión, con un imaginario barroco latinoamericano. Finalmente, Patricio Vogel nos habla de mirarnos al espejo, generando una obra que hace un cruce con lo político. Cientos de cables que conectaban las telecomunicaciones de la CNI y nosotros mismos mirándonos en esa historia…para no olvidar.

[ Texto Andrea Jösch ]