Arte en Chile

:: DANZA :: 2006

La Cenicienta en Iquique y Antofagasta

Lugar: Teatro Municipal de Iquique, Teatro Municipal de Antofagasta
Fecha: viernes 5 y sábado 6 de mayo (Iquique),  miércoles 10 y jueves 11 de mayo (Antofagasta) 2006
Entrada: liberada
Informaciones: Teatro Municipal de Santiago, www.municipal.cl, 463 1020 / 463 1000
 
El Ballet de Santiago presenta “La Cenicienta” de Marcia Haydée con los diseños originales de Raymundo Larraín

Gracias a una alianza que cumple  5 años de existencia, entre el Teatro Municipal  de Santiago y Minera Doña Inés de Collahuasi en Iquique  y Minera Escondida en Antofagasta, se ha  desarrollado en el Norte Grande del país una importante labor de difusión cultural. En mayo próximo,  los habitantes de Iquique y Antofagasta podrán disfrutar la mítica producción que estrenara el Ballet del Marqués de Cuevas en París en 1962 y cuyo vestuario fue confeccionado por las costureras de la casa Dior.

En 1989, la familia de Raymundo Larraín se comunicó con el Teatro Municipal de Santiago informando que habían decidido donar a dicho centro artístico las producciones completas –vestuario y escenografía- de los ballets “La Cenicienta” y “La Bella Durmiente” que Raymundo Larraín había diseñado a fines de los años cincuenta para la Compañía del Marqués de Cuevas y que permanecían guardadas en París. La Corporación, conociendo que ambos trabajos artísticos eran y son considerados hasta hoy, de las más lujosas e impactantes producciones jamás vistas en un escenario de danza, especialmente por el vuelo creativo de los diseños de Larraín que tuvieron cientos de funciones en París y en el resto de Europa ganando además numerosos premios, envió a Andrés Pinto, Director de Cuerpos Estables del Teatro Municipal, a la ciudad luz para rescatar la donación. El profesional visitó las bodegas en las afueras de París y realizó todos los trámites para organizar el traslado de los containers que contenían el histórico vestuario confeccionado por la Casa Dior, por barco hasta Chile.
Meses después, el embarque de inigualable valor artístico para la danza del mundo y el medio artístico chileno, llegaba a Valparaíso y era trasladado hasta Santiago para su conservación.
Quince años después y gracias a la visión artística de Marcia Haydée, la Directora Artística del Ballet de Santiago y ex integrante de la compañía del Marqués de Cuevas, surgió la oportunidad de rescatar las piezas de colección para un proyecto de grandes alcances artísticos: una nueva versión de “La Cenicienta”, creada especialmente para el Ballet de Santiago en 2005, que tendría su coreografía y como marco, las piezas de vestuario originales de la producción de Larraín y la escenografía diseñada también por este.
Para hacer realidad el sueño, un equipo de tres diseñadores encabezados por Pablo Núñez, Imme Möller y Patricio Pérez y personal de talleres, trabajó en la restauración de los trajes y las reproducciones escenográficas basadas en los bocetos originales de Larraín. Cada traje es una pieza única, con finísima pedrería y cuidada elaboración realizada sólo con materiales de excelencia. Las costureras de esa casa de modas francesa estuvieron un año trabajando en su confección.
Los habitantes de Iquique y Antofagasta tendrán ahora una oportunidad única de apreciar la citada producción, considerada histórica en el mundo de la danza, gracias al apoyo de Minera Doña Inés de Collahuasi y Minera Escondida quienes, en conjunto con el Teatro Municipal y la Fuerza Aérea de Chile, han hecho posible el traslado del Ballet de Santiago y sus estrellas que dirige Marcia Haydée, la producción hacia esas ciudades nortinas. Las funciones se realizarán en Antofagasta los días viernes 5 y sábado 6 de mayo en el Teatro Municipal de Antofagasta; y en Iquique, los días miércoles 10 y jueves 11 de mayo en el Teatro Municipal de Iquique. En ellas participarán los artistas del Ballet de Santiago y en los roles protagónicos se alternarán las estrellas de la Compañía, los Primeros Bailarines Marcela Goicoechea, Luis Ortigoza, Rodrigo Guzmán -Premio Altazor 2006-, Natalia Berríos, Andreza Randisek Lidia Olmos y José Manuel Ghiso.
Estas funciones también cuentan con el Patrocinio de la Ley de Donaciones Culturales.
Un Cuento de Hadas
Marcia Haydée señala que la idea es que esta “Cenicienta” sea un verdadero cuento de hadas, que lleve al espectador a otro mundo, que fue lo que pensó Raymundo Larraín al diseñar esta producción. Para lograrlo, la fantasía también alcanzará los personas que como duendes, elfos y hadas, se sumarán a los protagonistas más conocidos de la historia.
Prokofiev comenzó a componer la música en su residencia en las cercanías de Moscú, en 1941. Cuando comenzó la invasión alemana dejó el trabajo, retomándolo en 1944 en los Urales, donde se encontraba el Ballet Kirov. Decía que “es importante que La Cenicienta sea lo más danzable posible… la compuse sobre tradicionales esquemas del ballet clásico, para expresar en la música toda la poesía del amor entre la Cenicienta y el Príncipe”. Como dato anecdótico, cabe recordar que en una escena del II acto, incluye música de su ópera El amor por tres naranjas. 
El estreno tuvo lugar el 21 de noviembre de 1945. Al año siguiente C. Sergueyev produjo el ballet para el Teatro Kirov, en Leningrado, estrenado el 8 de abril de 1946. La primera Cenicienta de Occidente fue coreografiada por F. Ashton, para el Royal Ballet. El Ballet de Londres.
Santiago, 12 de abril de 2005

Fuente: Teatro Municipal de Santiago