Arte en Chile

:: ACTIVIDADES :: 2008

Lanzamiento Catálogo El “Codice Bonola”: Colección De Dibujos Italianos S. XVI-XVII en el Museo Nacional De Bellas Artes

El Museo Nacional de Bellas Artes, la Unión Latina y el Instituto Italiano de Cultura presentan al público chileno el catálogo razonado de la colección de dibujos italianos del Museo.

Después de una investigación internacional que duró más de cinco años, la Unión Latina y el Museo Nacional de Bellas Artes tienen el orgullo de entregar al país parte de su patrimonio, catalogado por expertos internacionales en materia de arte gráfico.

El día 11 de junio a las 19:00 hrs. en el Museo se realizará la presentación de la publicación « I disegni del Codice Bonola del Museo Nazionale di Belli Arti di Santiago del Cile » (los dibujos del Codice Bonola del Museo Nacional de Bellas Artes), de Giulio Bora, María Teresa Caracciolo y Simonetta Prosperi Valenti Rodinò, publicado por Palombi Editori, la cual estará a cargo del Historiador del Arte argentino, José Emilio Burúcua, quien hablará de la importancia de la Colección del Museo Nacional de Bellas Artes. Junto a la conferencia se inaugurará en la Rotonda del Ala Norte del 2° piso una pequeña muestra con ocho de los ciento treinta y un dibujos que componen el Codice Bonola.

Este catálogo fue realizado en Italia, gracias al esfuerzo conjunto del Museo Nacional de Bellas Artes y Unión Latina, organización internacional dedicada al estudio, promoción y difusión del patrimonio cultural de sus 39 países miembros; la Embajada de Italia en Chile, el Instituto Italiano de Cultura de Santiago, el Ministerio de Relaciones Exteriores Italiano y el Instituto Italo-americano de Roma.
El 6 de marzo 2008, en la Embajada de Chile en París, se presentó la obra editada por la Unión Latina, aprovechando la presencia de historiadores del arte y expertos, reunidos en la capital francesa a propósito de un importante coloquio internacional sobre el dibujo napolitano. La presentación estuvo a cargo del Profesor Carel van Tuyll, Director del Departamento de las Artes Gráficas del Museo del Louvre, Sebastian Schütze, profesor de Historia del Arte de la Universidad de Kingston (Canadá) y Marco Chiarini, antiguo Director del Palazzo Pitti de Florencia. Los participantes señalaron unánimemente la importancia del catálogo por su rigor científico y por haber revelado al público un tesoro de arte latino conservado en el Museo Nacional de Bellas Artes.
Antecedentes

Todo empieza en el año 2002, cuando Milan Ivelic, Director del MNBA le comenta al Embajador Bernardino Osio, Secretario General de la Unión Latina, la existencia de una colección de dibujos italianos que todavía no se había estudiado o atribuido de manera científica a ninguna escuela o período de la historia del arte. El Secretario General de la Unión latina, cumpliendo con su misión de rescatar y promover el valor del patrimonio de los países latinos en el mundo, decide ayudar al Director en la tarea de atribución y autentificación de dicha colección.

En París, donde se encuentra la sede del organización Internacional, los dibujos fueron mostrados a María Teresa Caracciolo y Simonetta Prosperi, Valenti Rodinò, notables historiadoras del arte y expertas en obras gráficas italianas. A primera vista, se avanzó en la tesis de que esta colección era la segunda parte del conocido álbum que perteneció a Giorgio Bonola, pintor lombardo menor, bastante apreciado, hoy guardado en el Museo de Bellas Artes de Varsovia. La tesis se confirmó en el 2004 cuando, gracias a la ayuda de la Embajada de Italia en Chile y del Instituto Italiano de Cultura,  la historiadora del arte María Teresa Caracciolo pudo estudiar durante diez días la colección del Museo, confirmando que los 131 dibujos del Museo Nacional de Bellas Artes constituían la segunda parte del Codice Bonola.

La historia del Codice Bonola empieza en la segunda mitad del siglo XVII, por mano del pintor y coleccionista Giorgio Bonola di Corconio, en el Lago de Orta, que amaba comentar de puño y letra sus reflexiones sobre el arte, a fin de transmitir a las generaciones posteriores noticias sobre la vida y el trabajo de los pintores italianos. El Codice Bonola es un genuino ejemplo de la historia del coleccionismo de dibujos en los siglos XVI y XVII que, en su devenir, se entremezcla íntimamente con la historia de la pintura y de la crítica de arte italianas. Los ciento treinta y un dibujos están atribuidos todos a la escuela italiana, a pesar que algunos de ellos son obras de artistas nórdicos presentes en la península y forman la parte complementaria de la colección polaca publicada por María Mrozińska.

La colección chilena fue adquirida en Italia (no sabemos exactamente si en Florencia o Roma), entre 1840 y 1850, por Don Manuel Aldunate y Avaria, arquitecto e ingeniero chileno que visitó Europa en aquellas fechas, para asistir a los cursos de la Ecole Centrale d’Architecture de París. En 1956 la sucesión la vendió al Estado chileno para su incorporación a las colecciones del Museo Nacional de Bellas Artes.

MILAN IVELIC
DIRECTOR
MUSEO NACIONAL DE BELLAS ARTES

Fuente: MNBA